•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un proyecto para crear en Honduras regiones autónomas al estilo Hong Kong, con autonomía jurídica y concesiones por décadas a inversores, recibió una primera votación favorable en el Congreso, que deberá volver analizarlo antes de aprobar la iniciativa del presidente Porfirio Lobo.

Los 128 diputados del legislativo unicameral aprobaron la noche del martes, en el primero de cuatro debates, la reforma constitucional de dos artículos que permite crear las "Regiones Especiales de Desarrollo (RED)" con autonomía administrativa y legal, y capacidad de firmar convenios internacionales.

El artículo 329 tipifica que las RED "tienen personalidad jurídica, deben contar con su propio sistema de administración pública, emitir su propia normativa legal (...) pueden firmar tratados y convenios internacionales en temas relacionados con el comercio y cooperación".

El artículo 340 establece el nombramiento de jueces por parte del Congreso "a propuesta de las autoridades de la Administración de la Región Especial de Desarrollo", más conocidas como 'ciudades modelo' o 'ciudades charter'.

Los diputados de los cinco partidos respaldaron la iniciativa. "Hemos logrado consensuar un dictamen que realmente responde a la legalidad que debe corresponder cuando se vive en un Estado de Derecho", afirmó Alfredo Saavedra, jefe de la bancada del Partido Liberal, el principal de oposición.

Preocupación por cesión de soberanía
No obstante, miembros de algunos sectores han manifestado preocupación por la cesión de soberanía, con la creación de estados dentro de otro estado, como en la era de los énclaves bananeros estadounidenses de fines del siglo XIX y principios del XX, que llevaron al país a ser identificado como 'República bananera".

Lobo salió al paso de esas opiniones al afirmar que "la soberanía es nuestra, el territorio es nuestro" y "nadie se podrá echar una fábrica al lomo" para llevársela, subrayó.

Las zonas autónomas serán creadas mediante concesiones de varias décadas (se habla de ochenta años), aunque el presidente reconoció que aún no se han identificado inversionistas para la construcción de los planteles industriales que tendrán una extensión de 33 km2 cada uno en áreas poco pobladas.

Lobo advirtió en rueda de prensa que si no se aprueba ahora el proyecto, "no se podrá tener éxito como ha ocurrido en China, Singapur y otras partes del mundo donde se han establecido las 'ciudades modelo', que han permitido un desarrollo económico acelerado".

Sin embargo, el ex diputado Ramón Villeda mostró dudas y calificó al proyecto de "una utopía, porque hablan de Hong Kong, y el levantamiento de Hong Kong se debió a (que ese territorio estaba bajo) la administración británica".

"La información que tenemos es insuficiente", dijo con escepticismo a la AFP el empresario y presidente del Colegio de Economistas de Honduras (CHE), Guillermo Matamoros.

El presidente Lobo ha argumentado que "sociedades tan pobres como la nuestra han creado las condiciones para crecer aceleradamente convirtiéndose en sociedades desarrolladas y más equitativas mediante la adopción de modelos de gestión pública que descansan en el otorgamiento de altos grados de autonomía a ciertas regiones".

Honduras es uno de los cuatro países más pobres del continente, junto a Nicaragua, Haití y Bolivia, con cerca de 8 millones de habitantes, un 70% de los cuales viven en condiciones precarias.