•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La salida del aire en Venezuela de varias telenovelas consideradas “irrespetuosas”, forma parte, según el gobierno del presidente Hugo Chávez, de una campaña por una televisión de calidad, pero para los expertos sólo logra imponer miedo entre los medios de comunicación.

La semana pasada, el ente regulador de las telecomunicaciones, Conatel, prohibió a la televisora privada Televen la transmisión de la telenovela colombiana “Chepe Fortuna” por su “tratamiento denigrante a Venezuela”. Ya en octubre había suspendido otras dos novelas cuyas tramas giraban en torno al narcotráfico.

Según Pedro Maldonado, Presidente de Conatel, estas medidas son sólo el inicio de una seria fiscalización para todas las televisoras del país.

El responsable explicó a la prensa que la orden de sacar del aire “Chepe Fortuna” estuvo motivada principalmente por el personaje Venezuela, una delincuente desaliñada que tiene una hermana llamada Colombia, que es la imagen de la rectitud.

A esto se suma Huguito, el perro de Venezuela, que, según Maldonado, hace una referencia “expresa” al presidente Hugo Chávez.

Para Conatel, que basa su decisión en una ley de medios reformada en 2010, la trama de la telenovela “promueve la intolerancia política y racial, la xenofobia y la apología del delito”.