•   EL CAIRO  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, anunció hoy que ha decidido reemplazar al Gobierno actual por otro que asuma nuevas funciones.

Mubarak hizo el anuncio en un mensaje por televisión que pronunció a las 00.15 hora local (22.15 GMT de ayer), en su primera intervención desde las protestas contra su régimen que estallaron el pasado martes y se intensificaron hoy.

"He ordenado que renuncie el gobierno y que sea formado mañana otro, para que adopte nuevas funciones", afirmó Mubarak en su mensaje.

En su discurso, el gobernante, de 82 años, dijo que era consciente de las demandas de reformas políticas, sociales y económicas que han llevado a los ciudadanos a salir a la calle, pero insistió en la necesidad de mantener la seguridad bajo control. "Hay una línea muy estrecha entre la libertad y el caos", afirmó el presidente egipcio.

A pesar de que las protestas se han centrado en las últimas horas en pedir la renuncia de Mubarak, en el poder desde 1981, el gobernante egipcio no expresó ninguna intención de renunciar al poder.

"Soy consciente de las aspiraciones en favor de más democracia, el combate del desempleo, la lucha contra la pobreza y el combate de la corrupción", afirmó Mubarak.

"Pero los objetivos que se buscan -añadió- no pueden ser logrados por la violencia, sino por el diálogo nacional y esfuerzos que unan a las partes".

Hizo un llamamiento especial a los jóvenes "para trabajar por el interés de la gente". "Incendiando los bienes no se puede satisfacer las aspiraciones de la gente", añadió.