•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Venezuela Hugo Chávez aclaró hoy que no tiene planes de nacionalizar el banco BBVA-Provincial, tercera institución bancaria del país y con mayoría accionaria española, días después de que amenazara con expropiarlo si no cumplía con las leyes. "Yo no tengo planes para nacionalizar ese banco", indicó el mandatario venezolano en una reunión con sus ministros transmitida por la televisora estatal VTV.

Chávez amenazó esta semana con expropiar el BBVA-Provincial, luego que un grupo de ciudadanos denunció que responsables de la institución no quisieron atenderlos cuando les solicitaron créditos inmobiliarios. Minutos después, pidió una explicación por teléfono y ante las cámaras al presidente del BBVA-Provincial en Venezuela, Pedro Rodríguez. "Yo sólo lo llamé para pedirle que atendiera a esta gente, pero el señor Rodríguez se comportó un poquito altanero", recordó el presidente.

En esa conversación, Chávez le advirtió a Rodríguez que podía nacionalizar el banco si éste se negaba a cumplir con las leyes y a entregar créditos habitacionales. "Le dije lo que le dije para ponerlo en su sitio", subrayó.

Rodríguez accedió a reunirse con las personas que se quejaron por la actitud del banco y con responsables del gobierno, en un encuentro que se llevó en los "mejores términos", dijo Chávez. "Me informó incluso (el vicepresidente) Elías Jaua que (Rodríguez) había pedido disculpas, que él dijo que le sorprendió la llamada. Muy bien, aceptamos las disculpas. Yo también, si le hablé muy fuerte, le mando mis disculpas", indicó el mandatario.

El BBVA-Provincial tiene más de dos millones de clientes en Venezuela y una amplia red de distribución nacional. Desde 1997, el grupo español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) ostenta un 55% de la participación accionaria.

En los últimos meses Chávez instó a los bancos privados a dar créditos y cumplir una misión social si no querían terminar cerrados. Según el mandatario, el presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), Juan Carlos Escotet, conversó por estos días con el vicepresidente Elías Jaua para manifestarle que el sector "está dispuesto a apoyar el plan del gobierno para construir hasta un millón de viviendas".

Chávez habría adelantado el miércoles que exigiría a la banca privada 15.000 millones de bolívares (3.489 millones de dólares) para créditos habitacionales y construcción de viviendas.

La falta de viviendas en Venezuela, agravada tras las fuertes lluvias de diciembre que dejaron 130.000 damnificados, es uno de los temas centrales del gobierno venezolano en este momento.