•   RIO DE JANEIRO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El número de víctimas fatales por las lluvias torrenciales y deslizamientos de lodo en la región de sierra de Rio de Janeiro hace más de dos semanas ascendió el domingo a 847, según los últimos datos oficiales divulgados por la Policía Civil de Rio de Janeiro.

La mayor cantidad de víctimas se registró en el municipio de Nova Friburgo, 140 km al norte de Rio de Janeiro, donde el número de muertes llegó a 411.

Le sigue la vecina Teresópolis, donde se verificaron 343 decesos. Y en la localidad de Itaipava, distrito de la ciudad histórica de Petrópolis, el número asciende a 67.

Según el nuevo balance, 21 personas murieron en Sumidouro y otras cinco en otras dos localidades cercanas.

Más de 500 personas están desaparecidas y unas 30.000 perdieron o debieron abandonar sus viviendas.

En la madrugada del 11 de enero las lluvias torrenciales que cayeron durante una semana en la región de sierras, a unos 100 km de Rio de Janeiro, provocaron el desborde de varios ríos e incontables deslizamientos de lodo y piedras, que destruyeron prácticamente todo a su paso.

De acuerdo con las autoridades, se trata de una de las peores catástrofes naturales registradas en Brasil.