•   CARACAS  |
  •  |
  •  |

Al menos una persona falleció y varias resultaron heridas esta madrugada tras la explosión de un importante almacén de armas y explosivos situado al norte de Venezuela, informaron fuentes del gobierno, explicando que las causas del siniestro se desconocen.

"Se produjo una explosión en un depósito de armamento y se comenzaron a producir detonaciones. Estamos esperando a que culminen las detonaciones para empezar a investigar", explicó el ministro de Defensa, general Carlos Mata Figueroa, a la televisión estatal VTV.

El impresionante incendio, visible a una distancia de varios kilómetros, se produjo en un arsenal de la empresa pública CAVIM (Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares), en la ciudad de Maracay (Estado Aragua, norte).

El gobernador de Aragua, Rafael Isea, declaró que hasta el momento se ha confirmado la muerte de una persona. "Hasta el momento tenemos verificado un fallecimiento. Lamentablemente, una señora se expuso a la explosión y falleció", comentó el gobernador a VTV.

En un principio, el gobernador había comunicado que había 40 heridos por esquirlas o balas, aunque posteriormente se retractó y aseguró que la cifra era muy inferior.

Al parecer, el pánico generado provocó que personas fueran arrolladas por vehículos y al menos tres personas están internadas en hospitales cercanos, informó el director de los servicios de Protección Civil, Luis Díaz Curbelo.

Un perímetro de unos cinco kilómetros alrededor de la zona del siniestro fue evacuado por precaución y en total unas 10.000 personas abandonaron sus casas, según Isea, quien también explicó que varias carreteras están cortadas. "Todos los organismos del Estado, servicios de protección civil y bomberos trabajan en la zona (...) La situación todavía no ha sido controlada", informó a VTV el ministro de Interior, Tareck El Aissami.

En total y según El Aissami, "más de 1.000 funcionarios y efectivos de las Fuerzas Armadas" trabajan para sofocar este incendio y garantizar la seguridad de los habitantes. Según las autoridades, hay municiones que siguen explotando lo cual impide por ahora el ingreso de los equipos de emergencia en los depósitos.