•   Argel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro del Interior, Daho Ould Kablia, descartó un próximo levantamiento del Estado de Excepción en este país, y recordó que la medida se tomó para luchar contra el terrorismo, mal no se ha erradicado aún.


En una entrevista con el diario argelino en francés “Liberté”, el Ministro reafirma también que lo ocurrido en Argelia hace tres semanas, cuando cinco días de revueltas dejó cinco muertos y 800 heridos, difiere de lo que acontece en Túnez y Egipto, pues las protestas no tuvieron carácter político.


Los disturbios argelinos -dice- se produjeron por razones sociales y económicas. “En Argelia no hemos identificado ninguna reivindicación política. En ningún momento hemos discernido un sello político. El titular de Interior recordó también que están prohibidas las manifestaciones y agrupamientos en las calles de Argel, en base a un decreto de junio del 2001. En aquella fecha decenas de miles de bereberes participaron en una manifestación que acabó en drama y causó dos muertos y varias decenas de heridos.


En cuanto al Estado de Excepción, el ministro recalcó que “se instauró para luchar contra el terrorismo, una plaga que aún no ha sido erradicada”.

Relativo Estado de Excepción
Por otro lado, recordó “que le corresponde al Gobierno evaluar si el Estado de Excepción sigue siendo necesario o no” y afirmó que éste “no impide en forma alguna ciertas actividades”.


Añadió, sin embargo, que “el Gobierno deberá quizás examinar este asunto para ver si el hecho de que el Estado de Excepción siga en vigor es positivo o si podemos pasarnos” de esta medida. “El día en que este problema se plantee a nivel del Ejecutivo -añadió- el Ministro del Interior deberá dar su opinión”.