• PARÍS |
  • |
  • |
  • AFP

Cientos de jueces franceses protagonizaban hoy una "movilización sin precedentes" contra el presidente Nicolas Sarkozy, quien criticó "problemas graves" en la justicia, cuando, según los magistrados, faltan fondos para poder funcionar correctamente.

Los sindicatos mayoritarios en la policía también criticaron a Sarkozy, mientras otros sindicatos menos influyentes en las fuerzas del orden público, -que ya han aprobado en varias oportunidades la política del actual mandatario- se negaron a sumarse a ellos.

Hoy, jueces de Lyon, Grenoble y Saint-Etienne, en el centro-este del país, Le Havre (noroeste) o Boulogne-sur-Mer (norte), iniciaron asambleas generales para organizar nuevas acciones de protesta, tal como también tienen previsto hacer otros magistrados de unas cuarenta jurisdicciones.

Unas cien asambleas generales están previstas durante la semana, en el marco de una "movilización sin precedentes", estimó la vicepresidente de la Unión Sindical de Magistrados (USM), Virginie Valton, en momentos en que hasta la Corte de Casación planea expresarse al respecto.

Posponen casos
Todos los casos que no se consideran urgentes fueron pospuestos hasta el jueves en 16 tribunales de varias regiones del país, aseguró la USM.

Según informaron responsables jurisdiccionales, ya se aplazaron varias audiencias, en particular en el este del país. "Los jueces deciden en función de la importancia de los casos", explicó la presidenta del tribunal de gran instancia de Colmar (este), Sonia Garrigues-Peress.

El jueves 3 de febrero, Sarkozy afirmó que había habido "graves errores de funcionamiento" en la policía y la justicia, al permitirse salir en libertad a quien luego se convirtió en el principal sospechoso de un homicidio de una joven de 18 años, cuyo cuerpo se halló desarticulado en el fondo de un estanque.

"Dejar salir de la cárcel a un individuo que se presume culpable sin estar seguro de que un consejero en inserción (social) lo va a atender es un error", declaró el presidente. "Hubo problemas en la justicia y la policía", aseguró el mandatario, para quien "nuestros compatriotas no entenderían que no se sancionara" a nadie después de lo ocurrido.

Sarkozy es "multireincidente" en las críticas contra la justicia

Para el conocido juez antiterrorista Marc Trevidic, quien preside la Asociación de Magistrados Instructores (AFMI), Sarkozy es un "multireincidente" en las críticas contra la justicia. "Hace años, desde antes de (la elección a la presidencia en 1997 de) Nicolas Sarkozy, venimos diciendo que la justicia no dispone de los fondos necesarios para funcionar normalmente", dijo, pero ahora, "además, nos echan la culpa a nosotros", agregó.

La tensión entre magistrados y Sarkozy se inició cuando el actual mandatario derechista ocupó el cargo de ministro del Interior durante la segunda presidencia de Jacques Chirac (2002-2007).

También se han registrado momentos de tensión entre el mandatario y agrupaciones de abogados, las cuales apoyan actualmente a los sindicatos de jueces, junto con numerosos dirigentes de la oposición a Sarkozy. En cambio, dirigentes de la mayoría presidencial han afirmado que los magistrados van a tener que "rendir cuentas".