• RIO DE JANEIRO / AFP |
  • |
  • |

Un enorme incendio se expandió ayer lunes por los talleres de la Ciudad del Samba en Río de Janeiro y destruyó buena parte de los carros alegóricos y los trajes de tres de las doce escuelas que realizan el mayor desfile carnavalesco del mundo.


“Estamos desesperados. (...) Estaba todo prácticamente listo para el Carnaval”, afirmó Jorge Castanheira, Presidente de la Liga de las Escuelas de Samba (Liesa) que organiza los desfiles en el Sambódromo.


El incendio de grandes dimensiones comenzó al inicio de la mañana y se expandió a gran velocidad, destruyendo buena parte de los talleres de las tradicionales escuelas Portela, Uniao da Ilha y Grande Rio.


El fuego también llegó a los almacenes de la Liesa, que era una especie de museo del carnaval.


El alcalde de Río, Eduardo Paes, anunció que “la Ciudad del Samba comenzará a ser reconstruida desde esta semana” y aseguró que los desfiles, gran atracción del carnaval de Río, se mantienen para las noches del 6 y 7 de marzo.
“Lo único que no se ha quemado es nuestra voluntad de desfilar”, dijo en lágrimas el presidente de la escuela Grande Rio, Helio de Oliveira. Esa escuela divulgó que fue destruido el 90% de su trabajo, valorado en más de cuatro millones de dólares.


Se queman talleres

“Desfilaré sin zapatos si hace falta”, afirmó en lágrimas Cris Viana, la reina de Grande Rio, ante el taller calcinado. La bella bailarina, que danza en mini-bikini con plumas, brillos y altos tacones ante los 400 percusionistas, lloraba al hombro de uno de los directores de la escuela.


Los talleres de Portela y Uniao da Ilha también se quemaron, pero los carros alegóricos se salvaron, porque el fuego se concentró en los dos últimos pisos destinados a la confección de trajes y esculturas.


Ney Filardes, Presidente de la Uniao da Ilha, dijo que se perdieron los 2.000 trajes de los habitantes de las favelas que desfilan en el carnaval.


“Es un sueño tirado a la basura. Meses de trabajo y todo se ha perdido”, dijo a la prensa José da Silva Junior, un artesano de Portela.


Las escuelas de samba trabajan buena parte del año para preparar el carnaval, un evento que reúne a decenas de miles de miembros de esas agrupaciones que participan de los desfiles y a turistas de todo el mundo.