• MONTERREY/ AFP |
  • |
  • |

La guerra del narcotráfico dejó 41 muertos el fin de semana en México, en una espiral de violencia sobre todo en estados fronterizos con Estados Unidos, donde sicarios desafían la presencia del ejército con asesinatos de extrema crueldad, informaron autoridades locales.


Los cárteles de la droga no dieron tregua durante el puente vacacional que concluye este lunes en México, con asesinatos que incluyeron esta vez cuerpos descuartizados y abandonadas en la vía pública, particularmente en los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua, frontera con Texas, Estados Unidos.


Los cuerpos desnudos y descuartizados de cinco personas fueron abandonados el domingo en una carretera de la comunidad de Los Ramones, en el estado de Nuevo León, informó la policía estatal.


“Son cinco cuerpos, están cortados, mutilados, los dejaron a un lado de la carretera libre”, dijo a la AFP un agente de policía que pidió omitir su nombre, sin proporcionar hasta este lunes detalles sobre el homicidio.


Un día antes fue encontrado también descuartizado el jefe de los celadores de una cárcel de Monterrey, capital estatal y corazón industrial del norte del país.


Los crueles homicidios se registraron luego de que el viernes pasado la policía detuvo cerca de Monterrey a 15 presuntos sicarios relacionados con el cártel del Golfo, con un arsenal de 23 armas largas, dijo de su lado en comunicado la secretaría de Seguridad Pública.