•   BOGOTÁ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se mostró partidario del retorno de Honduras a esa organización, pero advirtió que ello está atado a la solución del exilio forzoso del derrocado presidente Manuel Zelaya, en una entrevista con el diario El Tiempo.

"Yo soy partidario del retorno de Honduras a la OEA, porque creo que el presidente Porfirio Lobo ha intentado cumplir de buena fe con todo lo que se comprometió y ese esfuerzo debe ser premiado", aseguró Insulza.

Sin embargo, advirtió que "está faltando que se solucione el problema del exilio forzoso del presidente que fue derrocado", porque "hay países que no están dispuestos (a aceptar el reintegro de Honduras) mientras no regrese Zelaya".

La OEA suspendió a Honduras tras el golpe de Estado de junio de 2009, y según Insulza, el regreso de ese país a la Organización debe ser aprobado por dos tercios (24) de los 35 países miembros. "No creo que los votos estén", había señalado el diplomático en diciembre pasado, tras indicar que esa nación debe ser reintegrada "lo más rápido posible".

Varios países sudamericanos, como Brasil, Ecuador, Venezuela, Bolivia y Argentina, siguen sin reconocer al gobierno de Lobo y rechazan su vuelta a la OEA.