•   NICOSIA / AFP  |
  •  |
  •  |

Nueve personas murieron en Libia en las últimas 24 horas durante enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes, al cumplirse ayer jueves el tercer día de protestas contra el régimen del coronel Muamar Kadhafi, en el poder desde hace 42 años.


Siete manifestantes murieron y 35 resultaron heridos en Benghazi, mil kilómetros al este de Trípoli, según los portales Internet opositores Al Yum y Al Manara, basados en el extranjero y fuentes médicas.


Las otras dos víctimas mortales se registraron en la noche del miércoles en Al Baida, a 1,200 km de Trípoli, indicó el diario Quryna en su sitio Internet, que también dio cuenta de violentos incidentes en Zenten, a 145 km de la capital.
Estimulada por las revueltas de Túnez y Egipto, países fronterizos de Libia, la oposición había convocado para ayer un “Día de la Ira” y hubo protestas en Benghazi, Al Baida y Zenten.


En cambio, las calles de Trípoli fueron ocupadas por centenares de manifestantes favorables a Kadhafi.


“Kadhafi, padre del pueblo entero” o “la multitud apoya a la revolución y a su líder”, se leía en pancartas que esgrimían los manifestantes progubernamentales.
Según la página Internet del diario libio Quryna, en las “violentas manifestaciones” de Zenten incendiaron comisarías y un local de los comités revolucionarios, espina dorsal del régimen.


Por otra parte, el Ministerio del Interior libio destituyó ayer a un alto responsable local de seguridad en Al Baida tras la muerte de dos personas el miércoles, informó Quryna en su página en Internet.


No obstante, páginas Web opositoras y Organizaciones No Gubernamentales (ONG) libias con sede en otros países, dijeron que al menos cuatro manifestantes opositores habían perdido la vida el miércoles en la represión de las fuerzas de seguridad en Al Baida.

Dispersados a balazos
“Las fuerzas de la Seguridad Interior y las milicias de los comités revolucionarios dispersaron a balazos una manifestación pacífica de jóvenes en la ciudad de Al Baida”, causando “al menos cuatro muertos y varios heridos”, indicó en un comunicado Libya Watch, organización de defensa de los Derechos Humanos, con sede en Londres.


Portales de la oposición, entre ellos Libia Al Yum, también con base en Londres, señalaron que al menos cuatro manifestantes murieron baleados. Videos que circulaban por Internet mostraban a decenas de jóvenes libios reunidos la noche del miércoles en Al Baida gritando: “El pueblo quiere echar abajo al régimen”, mientras se incendiaba un edificio y no se veían fuerzas de seguridad.


Los manifestantes gritaron “Benghazi despiértate, llegó el día que esperabas”, “la sangre de los mártires no corrió en vano” o “el pueblo quiere terminar con la corrupción”.


La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional reclamó el miércoles al Gobierno libio el “cese a la represión de las manifestaciones antigubernamentales, instándolo a permitir las protestas pacíficas”.


Estados Unidos también pidió a Libia, al igual que a otros países de Oriente Medio y del Norte de África, medidas para satisfacer “las aspiraciones de su pueblo (y) la necesidad de reformas”.