•   JALALABAD  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos 18 personas murieron y más de 70 resultaron heridas el sábado en el asalto a un banco en Jalalabad, en el este de Afganistán, por talibanes armados que luego se enfrentaron a la policía, según un nuevo balance oficial.

"Desgraciadamente 18 de nuestros compatriotas murieron y 70 resultaron heridos en un ataque terrorista hoy" (sábado), declaró Gul Agha Shirzay, gobernador de la provincia de Nangarhar, de la que Jalalabad es capital, en conferencia de prensa.

Los talibanes, en rebelión contra el gobierno de Kabul y los soldados extranjeros que lo respaldan desde que fueron expulsados del poder a finales de 2001 por una coalición internacional, reivindicaron al ataque a través de uno de sus portavoces, Zabihulá Muyahid.

Según el gobernador, siete personas atacaron la agencia local de la Kabul Bank, principal banco privado del país, que entrega los salarios de una parte de los funcionarios, entre ellos policías y militares.

Enfrentamiento entre asaltantes y policía
Atrincherados en el banco, los asaltantes se enfrentaron a la policía durante varias horas. El balance anterior era de nueve muertos y 70 heridos, según el director regional de Salud para el este de Afganistán, Baz Mohamad Shirzad, que precisó que entre las víctimas había "policías, habitantes y empleados del banco".

Dos de los asaltantes se hicieron estallar con cargas explosivas y las fuerzas de seguridad mataron a los otros cinco, informó el gobernador.

El principal hospital público de Jalalabad, donde las víctimas fueron transportadas, estaba invadido por una multitud en busca de noticias de familiares o de amigos, según el corresponsal, lo cual hacía temer a las autoridades que fuese blanco de un nuevo ataque.

Hospital en estado de Alerta
"Debido a la multitud y a la presencia de policías heridos en el hospital, la posibilidad de un ataque terrorista contra el hospital es real y por este motivo he pedido al ejército nacional y a la ISAF (Fuerza de la OTAN) desplegar tropas en el hospital y asegurar la zona", subrayó Baz Mohamad Shirzad. "El hospital se encuentra en estado de alerta y todos los médicos están ocupados cuidando a los heridos", añadió.

El 27 de diciembre, los talibanes reivindicaron un atentado con coche bomba que explotó ante el Kabul Bank de Kandahar, bastión histórico de los talibanes, en el sur del país, cuando acudían policías al establecimiento para recoger su paga. Entonces murieron tres personas.

El 12 de febrero, también en Kandahar, unos insurgentes atacaron durante varias horas con fusiles de asalto y lanzacohetes la sede de la policía desde un edificio situado enfrente, del que habían tomado el control.

Varios coches bomba, situados ante el edificio, estallaron también durante los combates con la policía. Al menos 16 personas murieron en los enfrentamientos.

El viernes, nueve personas, incluido un policía, murieron en Jost, en el sureste de Afganistán, en un ataque de un kamikaze que lanzó su minibús repleto de explosivos contra un puesto de la policía.