•   Bogotá / EFE  |
  •  |
  •  |

Las Fuerzas Armadas y la Policía de Colombia llevan semanas persiguiendo al jefe máximo de la guerrilla de las FARC, “Alfonso Cano”, en una zona conocida como el Cañón de las Hermosas (sur), donde se han dado los combates en los últimos días, informaron fuentes oficiales.


La “presión” militar y policial para capturar a “Cano” es muy fuerte en esa zona desde hace semanas, indicaron a EFE fuentes del Ministerio de Defensa.
Fuerzas especiales del Ejército llevan un mes en el lugar y han logrado cerrar algunos de los corredores de acceso al Cañón de las Hermosas, un macizo selvático al sur del departamento del Tolima, según fuentes militares citadas ayer por el diario El Tiempo.


Además, esas unidades están siendo reforzadas con aeronaves que sobrevuelan la zona para localizar a Guillermo León Saenz, alias “Alfonso Cano”, máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).


Fuentes del Ejército y de comunidades indígenas reportan, según Caracol Radio, que también hay combates desde hace días en el norte del departamento del Cauca (suroeste), en los límites con el Tolima.


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó el pasado jueves que el Gobierno y las Fuerzas Armadas “saben perfectamente” dónde se oculta “Alfonso Cano” y que le están “respirando en la nuca”.


“Las Fuerzas Militares y el Gobierno saben perfectamente en qué área está ‘Cano’. Le estamos respirando en la nuca. Ese bandido cae, como cayó el (ex jefe militar de las FARC) ‘Mono Jojoy’”, dijo Santos durante un acto en Villa de Leyva, en el departamento de Boyacá (este).


El mandatario respondió así a versiones de prensa que sugieren que “Cano” pudo haber aprovechado la frustrada liberación de dos rehenes el pasado domingo en el Tolima para cambiar de escondite.

Cano podría haber escapado

El propio Santos, en una entrevista a CNN, señaló que era “posible” que las FARC hubieran aprovechado la suspensión de las operaciones militares en la zona donde iba a darse la liberación del policía Guillermo Solórzano y del militar Salín Sanmiguel, que finalmente se logró el miércoles, para mover a “Cano”.


Pero descartó que los helicópteros prestados por Brasil para llevar a cabo ese operativo se hayan utilizado para sacar a “Cano” del Cañón de las Hermosas y llevarlo a otro lugar.


Desde este viernes, en Twitter y en el portal de internet Lasillavacia.com circulan versiones sobre la posible muerte de “Cano”, no confirmadas hasta ahora por ninguna fuente oficial.


El comandante de las Fuerzas Militares, el almirante Edgar Cely, se limitó hoy a decir desde la ciudad de Montería (norte) que las operaciones contra “Cano” continúan.


Y también se conoció hoy que en una zona rural de Palmira, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste), fue capturado un guerrillero conocido con el alias de “El Mocho”, que presuntamente formaba parte de los anillos de seguridad del jefe rebelde.