•   LIMA /AFP  |
  •  |
  •  |

Cables diplomáticos, filtrados por WikiLeaks y difundidos ayer martes en Perú, revelan la preocupación de Estados Unidos por presuntos lazos del narcotráfico con el actual gobierno y con la candidata Keiko Fujimori, hechos que enturbian la campaña hacia las elecciones de abril.


La preocupación estadounidense se remonta a abril de 2006 con una nota diplomática de su embajada en Lima denominada “influencia de la narcopolítica”.


En ese documento, publicado por el diario El Comercio, se menciona al empresario Rofilio Neyra, candidato fujimorista en las elecciones regionales de 2006 en Ayacucho (sudeste), quien de acuerdo con “varios contactos locales, recibía financiamiento del narcotráfico para su campaña”.


Neyra es actualmente cabeza de lista de los candidatos al Congreso por el partido de Keiko Fujimori, Fuerza 2011, en el departamento de Ayacucho. El diario limeño publicó ayer martes fotografías del empresario escoltando a la candidata y congresista Fujimori --hija del condenado ex presidente Alberto Fujimori-- en su campaña en Ayacucho.


El mismo cable estadounidense señala que la fortuna de dicho candidato “vino de repente de fuentes desconocidas” y que ese dinero lo usaba en su campaña dando “fastuosos regalos a los campesinos de la zona”.