•   EL CAIRO / AFP  |
  •  |
  •  |

Dos buques de guerra iraníes cruzaron ayer martes el Canal de Suez e ingresaron al Mediterráneo por primera vez desde la Revolución Islámica de 1979, en una misión de entrenamiento calificada de provocación por Israel.
La fragata de patrulla “Alvand” y el navío de abastecimiento “Kharg” “están ahora en aguas del Mediterráneo”, dijo un funcionario del canal.


La marina israelí elevó su nivel de alerta y anunció que “responderá inmediatamente” a todo movimiento considerado como provocador, afirmó a la AFP un alto responsable de seguridad israelí.


Israel no “tomará ninguna iniciativa” contra los barcos iraníes que entraron al Mediterráneo, pero habrá “una respuesta israelí inmediata” a cualquier cambio de ruta que se considere provocador, precisó el funcionario, que pidió el anonimato, subrayando que la marina israelí sigue con atención el movimiento de esos navíos.


Las fuerzas israelíes ya recibieron órdenes para reaccionar en ese caso, agregó.
Los dos buques efectuarán una visita “de rutina” a Siria que será “corta”, había indicado el domingo una fuente diplomática iraní, un recorrido que implica obligatoriamente pasar ante las costas de Israel.


Al amanecer de ayer martes los dos buques iraníes penetraron en el Canal de Suez, en una supuesta misión de entrenamiento en el Mediterráneo.


Autorizados por Egipto
Un responsable del Consejo Supremo del ejército egipcio declaró la noche del lunes a la televisión privada Dream que la autorización fue concedida en virtud de la Convención de Constantinopla de 1888, que autoriza el paso de buques militares por el Canal de Suez.


El “Alvand”, de 1.500 toneladas, suele estar armado con torpedos y misiles antibarcos mientras que el “Kharg”, de 33.000 toneladas, tiene una tripulación de 250 personas y puede recibir hasta tres helicópteros, según la misma fuente.


Según la agencia oficial egipcia MENA, la demanda de paso por el canal aseguraba que ninguno de los dos navíos llevaba armas nucleares a bordo.


“Se trata de una presencia militar iraní en el Mediterráneo sin precedentes, y esto constituye una provocación a la cual la comunidad internacional debe reaccionar con firmeza”, declaró a la AFP este martes el portavoz del ministro israelí de Relaciones Exteriores, Ygal Palmor.