•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, se abstendrá en adelante de apoyar la prohibición del matrimonio homosexual en los contenciosos judiciales sobre este tema, anunció hoy el secretario de Justicia, Eric Holder.

Obama considera que la ley federal llamada de "Defensa del matrimonio", que estipula que un matrimonio es el resultado de la unión de un hombre y una mujer, es "inconstitucional" dado que excluye a las parejas homosexuales, señala Holder en un comunicado.

"En consecuencia, el presidente ordenó al Departamento de Justicia que no defienda esta ley" en los tribunales, agregó Holder.

Obama llegó a la conclusión, "tras un atento examen de numerosos elementos, que incluyen una detallada documentación sobre la discriminación", que la cuestión del matrimonio homosexual debe ser examinada "sobre la base de criterios más amplios" y que no hay ningún "fundamento racional" para discriminar a las parejas del mismo sexo.

La decisión del presidente estadounidense ocurre en el marco de dos casos que están actualmente ante la justicia.