•   LA PAZ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El riesgo de que la ciudad de La Paz sufra nuevos desastres naturales, como el registrado esta semana con un saldo de 6,000 damnificados y 1,500 predios destruidos, está latente, al existir unas 30 zonas de riesgo, según un investigador del programa francés IRD y geólogos locales.

“Lo que está pasando es un evento grande, pero es posible que otra vez suceda en los años, lo que estamos viendo es que sí puede pasar este tipo de fenómeno catastrófico”, afirmó a la AFP el investigador Sébastien Hardy, del Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD).

Hardy, quien es la contraparte del IRD en la alcaldía de La Paz en prevención de desastres, consideró que fue “enorme” la caída de un alud el domingo pasado que afectó a siete barrios y recordó que un mapa de riesgos elaborado por el Banco Mundial en 1977 estableció que hay peligro para muchos barrios.
“La Paz ya no tiene dónde más crecer, hay zonas de riesgo, donde se han construido viviendas”, afirmó el especialista.

La Paz, de alrededor de 1.000.000 de habitantes, está erigido en un valle, rodeado de cerros y montañas y por donde cruzan unos 300 ríos y riachuelos, que la han convertido en vulnerable.

Las lluvias que azotan estos días a la región afectan el centro de La Paz y muchos barrios de las laderas, especialmente los más pobres, que carecen de sistemas de alcantarillado para evacuar aguas servidas, lo que afecta la estabilidad de los terrenos.
“Entiendo que el problema puede ser que La Paz se ve obligada a habilitar barrios para evitar la migración de gente, en su disputa con la ciudad de Santa Cruz”, en los llanos de Bolivia, donde se concentra buena parte de la migración de pobladores andinos, dijo Hardy.


35 zonas de riesgo
“En el próximo año o en próximos años vamos a tener igual (un desastre) en La Paz, hay un mapa de riesgos de la ciudad que identifica 35 zonas de riesgo, bueno ahora son 28, porque siete se han ido de una sola vez”, declaró por separado a la AFP el geólogo y docente universitario José Luis Tellería.
Siete de esos barrios fueron afectados por un alud en la ladera este de la ciudad sede del gobierno -según la alcaldía de La Paz- es uno de los movimientos de tierra más graves de la sede de Gobierno, pues llegó a mover 140 hectáreas de casas y terrenos.

Para el director de la Gestión de Riesgos del gobierno municipal de La Paz, Vladimir Toro, “hay un riesgo importante en la ciudad”, donde se está trabajando en “la estabilización de suelos”, construyendo sistemas pluviales, suministro de agua por tubería y controlando laderas.

“Pero estos megadeslizamientos no se pueden controlar con obritas”, acotó a la AFP el principal responsable en control de riesgos de La Paz.

Dijo que en el último informe de zonas inseguras, señaló que son más de 30, aunque dijo que no se tiene una cifra exacta de cuántas personas viven allí.
Un informe del diario La Prensa del año pasado menciona que en zonas vulnerables viven entre 300.000 y 400.000 personas.

Del total de la superficie urbana de La Paz (13.605 hectáreas), el 74 por ciento (10.080) son áreas de riesgo, mientras que apenas el 26 por ciento (3.524) son estables”, informó el cotidiano, aunque aclaró que hay al menos tres potencialmente peligrosos.

El investigador del IRD señaló que urgen medidas “macro” y de largo alcance para evitar mayores desastres en La Paz.

“Se debe aplicar un plan masivo de viviendas, por ejemplo, en la ciudad (andina) de El Alto, donde (el terreno) es más estable, y sistemas subvencionados de transporte, porque las distancias serían muy largas”, acotó el especialista.

Los deslizamientos de tierra se han hecho recurrentes en los últimos 20 años en La Paz.