•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de México, Felipe Calderón, descartó hoy que, como se ha pedido desde EU, agentes estadounidenses puedan portar armas en México, pero aseguró que se examinarán "alternativas" para mejorar su seguridad.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente de Estadis Unidos, Barack Obama, tras una reunión en la Casa Blanca, Calderón indicó que desea que esos agentes "tengan las mejores condiciones para su seguridad", pero en México "hay restricciones legales muy importantes" para su actividad, incluida la tenencia de armas.

Prometió que explorará "alternativas" con el Congreso mexicano, y en particular el Senado, aunque precisó que esas opciones siempre "serán las que la ley, la Constitución, nos permitan".