•   PEKIN / AFP  |
  •  |
  •  |

Un terremoto de magnitud 5,8 en la escala abierta de Richter causó 22 muertos y 201 heridos en la provincia china de Yunnan, en el suroeste del gigante asiático, informó ayer la agencia oficial Xinhua.
El terremoto, originado a 10 kilómetros de profundidad, sacudió el pueblo de Shiming, del distrito de Yingjiang (próximo a la frontera con Birmania) a las 12 del día con 58 minutos, hora local.

El sismo derrumbó varias casas, parte de un supermercado y un hotel y, según testigos citados por Xinhua, dejó a un número indeterminado de personas atrapadas entre los escombros.
 Tres réplicas de 4,7 grados de magnitud se produjeron en los diez minutos siguientes al primer temblor.

Sin energía eléctrica
El terremoto cortó el suministro eléctrico; sin embargo, según reportó la máxima autoridad de Yingjiang, Wei Gang, a la agencia estatal, el servicio de telecomunicaciones siguió funcionando con normalidad.
El director del departamento de pronósticos de terremotos del Centro de Redes de Terremotos en China, Liu Jie, comentó al mismo medio que el sismo, el de mayor duración entre los más de 1.200 en los últimos dos meses en la región, causó serios daños y pérdidas.

Cerca de 1.000 soldados han sido enviados para unirse a la operación de rescate iniciado por el gobierno provincial.

El Comité Nacional de Reducción de Desastres y el Ministerio de Asuntos Civiles enviaron 5.000 tiendas de campaña, 10.000 colchas, 10.000 vestimentas y otros materiales de ayuda.

Xinhua también informó de que las autoridades a nivel estatal y provincial también han enviado grupos de trabajo a Yingjiang.

El oeste de China sufre con frecuencia terremotos, debido a que se encuentra cerca del lugar donde friccionan las placas tectónicas de Asia y la India, en el Himalaya.

En la misma provincia de Yunnan, unas 228 personas murieron y 3.700 resultaron heridas en un terremoto registrado en febrero de 1996 en la localidad de Lijiang, cuyo casco histórico, en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, quedó gravemente dañado.