•   TOKIO  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La radiación de una planta de nuclear de Fukushima afectada por el fuerte terremoto que sacudió ayer Japón ha subido a un nivel inusual, informó hoy la Agencia de Seguridad Nuclear, que precisó que por el momento ello no supone una amenaza inmediata para los residentes.

Según fuentes de ese organismo, citadas por la agencia local Kyodo, el nivel de radiación se ha elevado en la planta número 1 de Fukushima, cuyo sistema de refrigeración quedó dañado tras el seísmo de 8,8 grados Richter de hoy.

También se han detectado anomalías en una segundo centro adyacente al primero, la planta número 2 de Fukushima, en la que no se consigue rebajar la temperatura de tres de sus cuatro reactores nucleares, según el operador de las instalaciones, Tokyo Electric Power.

El Gobierno japonés, no obstante, ha asegurado que hasta el momento no se ha producido ninguna fuga de material radiactivo, informó Kyodo.

Cerca de 3.000 personas han sido evacuadas en un radio de diez kilómetros alrededor de las instalaciones, mientras los expertos se preparan para tratar de rebajar la presión en las campanas que contienen los reactores a través de la apertura controlada de válvulas.

La Agencia Nacional de Seguridad Nuclear señaló que la radiación en la sala de control de uno de los reactores de la planta número 1 alcanzó hasta mil veces su nivel habitual.

También indicó que se ha detectado un nivel de radiación ocho veces superior al normal en la entrada principal de la planta.

El Gobierno ha iniciado una reunión de emergencia para abordar la situación en la central nuclear, que a primera hora de hoy fue visitada por el primer ministro, Naoto Kan.