•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno costarricense decretó este martes una emergencia sanitaria en el Hospital San Juan de Dios, el centro médico más antiguo del país, debido principalmente a las precarias condiciones que presentan las 15 salas de intervenciones quirúrgicas.

La presidenta Laura Chinchilla y la ministra de Salud, María Luisa Ávila, firmaron el decreto durante la reunión cada martes de los ministros del Estado.

El ministerio de Salud ordenó el cierre paulatino de todos los quirófanos del vetusto hospital, fundado en 1845 y que se mantiene como uno de los tradicionales centros asistenciales del país.

La emergencia sanitaria es por al menos un año de duración y permitirá a la Caja Costarricense de Seguro Social gestionar con mayor facilidad los recursos para mejorar la infraestructura.

Según estudios de Salud, el inmueble presenta filtraciones en las paredes, así como pisos y techos en mal estado y deficiente manejo de residuos y la evacuación de gases.

Según el gobierno, otros hospitales del país realizarán las cirugías programadas en el San Juan de Dios, ubicado casi en el corazón de la capital costarricense.

Un informe del diario La Nación este martes precisó que en el centro médico se realizan al día 50 operaciones y son atendidas directamente a 663.000 habitantes anualmente.