•   Tokio  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El incendio que se declaró el miércoles por la mañana en el reactor 4 de la central nuclear de Fukushima, situada a 250 km al noreste de Tokio, parece haberse apagado, indicó el operador Tokyo Electric Power (TEPCO) y una fuente gubernamental.

Según la compañía Tokyo Electric Power (TEPCO), "el fuego y el humo son ahora invisibles y el incendio parece haberse apagado solo", declaró a la AFP un portavoz de la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa, Minoru Ogoda.

Un portavoz de TEPCO había anunciado antes que salía humo del edificio exterior del reactor 4.

"Informamos de inmediato a las autoridades y a los bomberos", dijo.

Después del sismo y el tsunami devastadores del viernes, una serie de graves problemas afectan a la central nuclear Fukushima 1, situada a 250 km al noreste de Tokio.

Desde entonces, los reactores 1, 2 y 3 han sido afectados por sendas explosiones, lo mismo que el reactor 4, pese a que este último estaba detenido por mantenimiento en el momento de terremoto.

La explosión, ocurrida el martes y provocada por el hidrógeno, provocó un primer incendio que perforó el techo del edificio exterior del reactor y que fue extinguido por elementos del ejército estadounidense.

El martes por la noche, la empresa TEPCO indicó que planeaba lanzar agua desde helicópteros hacia una piscina de este reactor para enfriar el combustible nuclear usado.

El reactor 4, que estaba detenido por mantenimiento en el momento del sismo, albergaba barras de combustible radiactivo que representan un peligro si permanecen fuera del agua.

Las barras se encuentran en una piscina de enfriamiento especial, situado en el recinto de confinamiento, arriba del corazón del reactor.

Los sistemas habituales de enfriamiento fallaron tras el sismo del viernes seguido de un tsunami.

Por otra parte, el recinto de confinamiento del reactor 2 sufrió daños luego de la explosión que se produjo allí. Aun no se sabe con certeza cuán dañado quedó, en particular el hermetismo del recinto.

El martes se midieron niveles de radiactividad en la central de Fukushima dañinos para la salud. Los vientos llevaron hasta Tokio, megalópolis de 35 milloens de habitantes, partículas radiactivas, pero en cantidades muy bajas para que represente un peligro.