•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA) considera que Centroamérica avanza "bien" en asuntos de bioseguridad, a pesar de ser una región con pocos cultivos transgénicos.

El experto en biotecnología y bioseguridad del IICA, Bryan Muñoz, declaró hoy a Efe que en estos temas Centroamérica es una región "bastante heterogénea", pero en general "realmente está bien", ya que "todos los países tienen al menos una base".

Explicó que todos los países centroamericanos tienen entes o comisiones encargadas de asuntos de bioseguridad, y destacó a Honduras como el "pionero" de la región, pues desde 1998 tiene regulaciones sobre biotecnología.

"Honduras es el país con más experiencia en temas como análisis de riesgo y manejo de riesgo" de cultivos modificados genéticamente, explicó el experto del IICA, instituto que tiene su sede en Costa Rica y que es parte de la Organización de Estados Americanos.

Costa Rica y Honduras son los dos países centroamericanos que cuentan con cultivos transgénicos.

De acuerdo con el experto, en Costa Rica existen unas 1.500 hectáreas de cultivos genéticamente modificados para experimentación o multiplicación de semillas, principalmente de algodón, mientras en Honduras se contabilizan 15.000 hectáreas de maíz que sí se comercializa.

Muñoz aseguró que "la biotecnología es un tema en crecimiento" en Centroamérica, pero advirtió que aunque existen marcos de regulación, es necesario que los Gobiernos inviertan más dinero en investigación y establecimiento de leyes más precisas.

"Hay necesidades en capacitación, institucionalidad, laboratorios, personal técnico y hace falta una mayor voluntad política para la inversión en ciencia e investigación", expresó el funcionario del IICA.

Según Muñoz, el de los cultivos transgénicos es un tema "polarizado" en la mayor parte del mundo, por lo que a algunos Gobiernos les da "miedo" apostar por asuntos de bioseguridad.

"Creen que decirle sí (a la bioseguridad), significaría decirle que sí se quieren cultivar transgénicos, pero son cosas que no necesariamente están ligadas", explicó.

Un marco de bioseguridad, dijo, no necesariamente se aplica para cultivos, sino para "lidiar con organismos genéticamente modificados" que se importan o se comercializan sin ser sembrados en el país.

Centroamérica "no es tan productora (de cultivos transgénicos) pero sí consumidora, al igual que el resto del mundo", pues el 80 % de la soja, el 50% del algodón y el 25 % del maíz que se produce en el mundo es modificado genéticamente, aseguró Muñoz.

Sobre la oposición de los grupos ambientalistas a los cultivos transgénicos, Muñoz dijo que se trata de una "presión positiva" porque provoca que "los Gobiernos y los científicos se preocupen por lo que sembramos" y los impactos en los ecosistemas.

Los datos del IICA son preliminares y se desprenden de una investigación sobre bioseguridad y cultivos transgénicos en Centroamérica que será publicada a finales de este año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus