•   PESHAWAR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Trece miembros de la minoría chiita murieron y otros once fueron heridos en una emboscada tendida por hombres armados en el noroeste de Pakistán, bastión de los sunitas talibanes y sus aliados de Al Qaida, según responsables locales.

Los atacantes, que se dieron a la fuga, también secuestraron a otros 35 chiitas, agregó uno de los responsables.

El ataque tuvo lugar en Bagan, poblado del distrito tribal de Kurram, fronterizo con Afganistán. "Todas las víctimas son chiitas", declaró un responsable de los servicios de seguridad que pidió mantener el anonimato.

Según un responsable de la administración local, Fazal Hussain, las víctimas fueron atacadas cuando circulaban a bordo de tres vehículos entre las ciudades de Parachinar y Peshawar.

Otro responsable administrativo local, Jalid Umarzai, indicó que 13 personas perdieron la vida y 11 resultaron heridas, agregando que antes de darse a la fuga, los atacantes también habían "secuestrado a más de 35 chiitas" que viajaban en tres minibuses.

Un primer balance daba cuenta de ocho muertos. Varios enfrentamientos entre la mayoría sunita y la minoría chiita, que representa 20% de la población paquistaní, se han producido desde hace cinco años en el muy conservador distrito de Kurram. Los fundamentalista sunitas consideran a los chiitas como herejes.