•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, afirmó hoy que el fallo de un juez que anuló ayer las dos órdenes de captura contra el exmandatario Manuel Zelaya no dejan "duda" de que éste no será detenido si regresa al país.

Lobo refirió que, según le explicaron autoridades de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), se revocaron las órdenes de arresto "para que no haya duda de que si el presidente Zelaya llega a Honduras no va a ser detenido, ni mucho menos".

El juez natural Oscar Chinchilla, magistrado de la CSJ, anuló las órdenes de captura pero mantuvo los dos procesos por presunta corrupción que el Ministerio Público incoó contra Zelaya después de que él fuera derrocado por un golpe de Estado en 2009.

En una rueda de prensa en la Casa Presidencial, Lobo añadió que ahora queda abierto el camino para que Zelaya "pueda declarar como corresponde" ante el juez. El gobernante agregó que, según la CSJ, "en caso que él se niegue a declarar" se buscaría "un procedimiento alternativo".

"Al final lo que la Corte quiere es eliminar esos dos juicios para que no quede ningún juicio pendiente del expresidente Zelaya", puntualizó Lobo.

El presidente hondureño ha insistido en la anulación de esos procesos para facilitar la reincorporación de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA), que lo suspendió porque no se restituyó a Zelaya.

A pesar de la revocación de las órdenes de arresto, el exgobernante dijo ayer mismo desde Guatemala que no regresa a Honduras porque tiene "amenazas" de muerte.

Las acusaciones contra Zelaya son por los delitos de falsificación de documentos públicos, abuso de autoridad y fraude en perjuicio de la fe pública y la administración pública.

Según el Ministerio Público, Zelaya cometió esos delitos al contratar publicidad ilegalmente y desviar fondos públicos para la campaña de una consulta popular que celebraría el 28 de junio de 2009 (día en que fue derrocado) con el fin de instalar una Asamblea Constituyente que supuestamente iba a prolongar su mandato.

Zelaya vive en la República Dominicana y ayer llegó por primera vez al Parlamento Centroamericano, en Guatemala, del que es miembro en su condición de expresidente de Honduras, lo que coincidió con la audiencia que el juez celebraba en Tegucigalpa sobre sus procesos.