•   MEXICO  |
  •  |
  •  |
  • EFE

América Latina podría pasar de tener 22.3 millones de personas con falta de agua en las ciudades en 2000 a 71.4 millones en 2050 como consecuencia del incremento de población y del cambio climático, explicó hoy un experto de la organización no gubernamental The Nature Conservancy (TNC).

La organización ambientalista, que presentó hoy su informe titulado "Crecimiento urbano, cambio climático y disponibilidad de agua dulce", vaticina que habrá una seria escasez del líquido en las urbes del planeta si las ciudades no emprenden acciones ya.

"La situación en América Latina no es tan grave como la que hay en el norte de África o en Medio Oriente, con clima muy seco. Las únicas zonas con estas condiciones estarían en Perú", explicó en entrevista el doctor en ecología Robert McDonald, autor del estudio.

McDonald señala que solo 441 mil personas en la región latinoamericana tenían "estrés hídrico permanente" en 2000, una cifra que se cuadruplicaría hasta 1,8 millones de personas en 2050.

No obstante alerta de que "hay ciertos lugares en la región donde hay 'estrés estacional', esto es, meses del año en los que las ciudades no pueden obtener los cien litros que fijamos como límite", agregó el portavoz de TNC.

Entre las últimas estarían ciudades del noroeste de México, como Tijuana, o las del centro de ese país próximo a la capital y la misma ciudad de México, así como Caracas, en Venezuela.

Crecimiento urbano acelerado
Hasta ahora, en la mayoría de los casos, las urbes han paliado la carestía con reservas, como sucede, por ejemplo, en la capital mexicana, pero la situación podría empeorar a futuro.

"El crecimiento urbano rápido y el cambio climático entrañan un gran reto para llevar agua a la gente y es algo que hay que enfrentar. El mundo tiene que empezar a pensar en cómo hacerlo, especialmente en ciudades pobres, sobre todo en infraestructuras y mejoras en el uso eficiente del agua", dijo McDonald.

"Hay soluciones (...) Lo que pretendemos es hacer un llamado a los planificadores urbanos" para que mejoren el uso y transporte de agua, indicó.

En términos globales, unos 150 millones de personas padecían escasez de agua en las ciudades en 2000, una situación que puede multiplicarse por seis y llegar a afectar a mil millones de personas en todo el mundo en 2050.

El estudio completo ha sido divulgado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Fundada en 1951 la ONG tiene como misión la conservación de tierras y aguas importantes para la gente y la naturaleza y cuenta con presencia en más de treinta países.

En América Latina ha contribuido a la protección de más de 33 millones de hectáreas con programas o proyectos de conservación en países como Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela.