• Tokio, Japón |
  • |
  • |
  • EFE

El número de fallecidos por el terremoto y tsunami del día 11 en Japón aumentó hoy hasta los 11.063, mientras otras 17.258 personas se encuentran aún desaparecidas, según el último cómputo de la policía japonesa.
Además, más de 200.000 personas siguen refugiadas en 1.900 centros de evacuación a raíz del desastre, que supone la peor crisis de Japón tras la II Guerra Mundial.
Hay al menos 18.000 casas destruidas y más de 130.000 edificios dañados, sobre las zonas costeras del noreste japonés, donde se esperan hallar más víctimas según avancen las labores de desescombro.
Según las cifras oficiales, en Miyagi hubo 6.744 muertos, en Iwate 3.264 y en Fukushima 997, mientras los desaparecidos se cuentan por varios miles en esas tres provincias, las más devastadas por el seísmo y posterior tsunami.
Se espera que el número de víctimas sea mayor en Fukushima donde las labores de búsqueda se ven dificultadas por el accidente nuclear de la planta de Fukushima Daiichi, alrededor de la cual se ha impuesto un perímetro de evacuación de 20 kilómetros por la radiactividad.
No obstante, la situación de los refugiados en las zonas más afectadas por la catástrofe está mejorando poco a poco con la llegada de suministros y de equipos de voluntarios y médicos.