• WASHINGTON / AGENCIAS |
  • |
  • |

Un informe del Departamento de Estado de EU reveló que el territorio de Georgia es el canal principal para el trasiego de drogas desde los paises asiáticos hacia Europa.

En el informe, además se menciona que en Georgia se vende heroína, marihuana y otras drogas, la cual sale hacia Turquía o Grecia, y luego es trasladada a otros países de Europa.

Asimismo, los norteamericanos expresan alarma por la simplificación del régimen de visas entre Georgia e Irán. “En 2010 Georgia firmó un acuerdo con Irán sobre la simplificación del régimen de visas. Si no se garantiza la verificación y el control del cumplimiento de los reglamentos de este acuerdo, probablemente, se aumentará el ingreso de drogas a Europa, vía Georgia, ya que el 40 por ciento del opio afgano pasa al mercado europeo por el territorio iraní”, agregó el informe.

“Hay una base seria para pensar que los narcotraficantes usarán las rutas nuevas mediante el territorio de Georgia”, indica el informe de los expertos norteamericanos.

A pesar de la exactitud de las formulaciones de este informe los dirigentes georgianos ya trataron de usarlo para acusar a Rusia declarando que Moscó ayuda al narcotráfico a trasladar drogas a Europa, a través de los territorios de Abjasia y Osetia del Sur.

El representante del Ministerio de Gobernación de Osetia del Sur, Alan Pliev, consideró que, precisamente, desde 2008, Georgia había sido el problema principal para su país por el enorme tráfico de drogas que llegaba de ese territorio.

Rusos los han parado
Pliev agregó que los narcotraficantes utilizaron el territorio de ese país hasta que las tropas rusas empezaron a resguardar la frontera entre los dos países tras el fracaso de la agresión georgiana contra Osetia del Sur en el 2008.

“Hasta 2008 el Ministerio de la Gobernación de Osetia del Sur realizó constantes operaciones contra los narcotraficantes y que como resultado de esos operativos fueron capturados muchos georgianos que trasegaban drogas al territorio de mi país”, señaló..

Mientras, Rusia planteó la preocupación sobre el papel de Georgia en el suministro de drogas a Europa, durante la cumbre realizada en Moscú entre jefes de los servicios especiales de Afganistán, Pakistán, Rusia y Tadzhikistán. .
Durante las discusiones de la cumbre, realizada en diciembre del año pasado, los representantes de esos países reconocieron que la región entre el Mar Negro y Caspio es una de las principales rutas del narcotráfico que utilizan los puertos de Irán, Turquía, Turkmenia y Azerbayán.

En el informe del Departamento de Estado se menciona que Rusia es el principal consumidor de las drogas afganas, pero obviaron que después del inicio de la operación militar de la OTAN en Afganistán el volumen de la producción del opio en ese país creció 40 veces y que todas las iniciativas de Moscú por una lucha conjunta con la OTAN contra el narcotráfico en Afganistán hasta ahora no se han realizado.

El representante oficial de la OTAN, James Appaturay, al ser consultado sobre la propuesta rusa de destruir los plantíos de amapolas expresó que “nosotros no podemos aniquilar la única fuente de ingresos de la población afgana que se encuentran en el segundo país más pobre del mundo”, lo que fue considerado como una “luz verde” a los productores de drogas en ese país.