•   PUERTO PRÍNCIPE/AFP  |
  •  |
  •  |

Michel Martelly prometió ayer martes el advenimiento de “una nueva era” en Haití, al día siguiente de su victoria en la elección presidencial, pero su rival, Mirlande Manigat, se dijo “indignada” por el resultado de los comicios.

“Pueblo haitiano, una nueva era ha comenzado”, declaró el ex cantante popular de 50 años durante su primera conferencia de prensa como presidente electo. “Estoy orgulloso de haber sido llamado para servir a mi país. Yo, el niño malo, he recibido vuestra confianza”.

“Ustedes han decidido confiarme el país para llevarlo a buen puerto, dejar de lado los viejos demonios y las viejas querellas de la política haitiana para dirigirlo de otra manera. Quiero trabajar con todos, soy el presidente de todos los haitianos sin excepciones”, insistió.

Michel Martelly, sobre todo conocido hasta hace poco por su nombre artístico de “Sweet Micky” (‘Dulce Micky’), ganó la elección presidencial con 67,57% de los sufragios, contra 31,74% de su rival, la universitaria Mirlande Manigat, según resultados preliminares del Consejo Electoral Provisorio (CEP), anunciados el lunes de noche.

“Amo a mi país, amo a Haití, pero estoy legítimamente indignada”, aseguró Manigat desde su oficina de campaña, aunque no dijo claramente si iba a impugnar los resultados.

“Seguiré luchando”, prometió la ex primera dama, quien denunció un atasco electoral.

El CEP había anunciado la semana pasada que la consulta del 20 de marzo había quedado manchada por fraudes y que centenares de actas enviadas por diferentes centros de votación habían sido anuladas.

Los resultados definitivos serán anunciados recién el 16 de abril tras un período durante el cual ambos candidatos podrán presentar recursos, como ya había hecho Martelly después de la primera vuelta del 28 de noviembre.

Ironías de la historia, el cantante había sido relegado a la tercera posición, detrás del candidato oficialista, Jude Célestin. Sus partidarios se manifestaron violentamente a lo largo del país, antes de que el Consejo Electoral aprobara su paso a la segunda vuelta.

La comunidad internacional se felicitó del desarrollo de la segunda vuelta, que contrasta con el caos de la primera.

Estados Unidos saludó a “los haitianos (que) avanzan por reconstruir su país”, mientras que Francia rendía homenaje a “la paciencia y la madurez del pueblo haitiano, que claramente manifestó su acatamiento del proceso electoral”.

La Unión Europea también saludó los resultados: “Se trata de una etapa importante (...) que debe conducir a una mayor estabilidad política”, dijo la titular de la diplomacia de la UE, la británica Catherine Ashton.