•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, anunciarán mañana un plan para garantizar los derechos laborales en Colombia, para poder aprobar a su vez el Tratado Libre Comercio (TLC) pendiente, informaron fuentes oficiales.

Ese "Plan de Acción sobre derechos laborales" detalla "una serie de pasos que Colombia ha acordado tomar", explicó en teleconferencia de prensa este miércoles el Representante Comercial estadounidense, Ron Kirk. Ese plan, con un calendario de fechas y medidas concretas, debería permitir a lo largo del año la aprobación del TLC bilateral pendiente de ratificación desde 2006, explicó el alto funcionario. "Anticipamos que ambos presidentes aprobarán el plan", añadió Kirk.

El Representante Comercial rehusó sin embargo comprometerse con un calendario para la aprobación del TLC, como ansía Bogotá desde hace años y exige desde hace meses la oposición republicana en el Congreso.

"Veremos si podemos acordar una fecha", declaró Santos en rueda de prensa en Nueva York, tras asistir a una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

"No vamos a abordar un calendario específico", enfatizó Kirk en su teleconferencia.

El calendario "es parte de las conversaciones en torno a los tres TLC y otros temas pendientes en la agenda (comercial)", añadió en la misma teleconferencia Michael Froman, viceconsejero de Seguridad Nacional de Obama.

Tres TLC siguen pendientes de aprobación en el Congreso estadounidense: el de Colombia desde 2006 y el de Corea del Sur y Panamá desde 2007.

El gobierno Obama, que no avanzó en las negociaciones durante los dos primeros años en el poder, cambió de opinión a finales del año pasado, cuando el mandatario estadounidense aseguró que quería cerrar el acuerdo con Corea del Sur. Kirk anunció el acuerdo con Seúl en diciembre, y desde principios de año ha venido anunciando grandes progresos en material laboral y fiscal con Panamá.

Pero la oposición republicana anunció paralelamente, tras tomar el control de la Cámara de Representantes, que la suerte de los tres tratados era inseparable, y que todos ellos tenían que ser sometidos a aprobación antes del 1 de julio.

El pulso en el Congreso entre demócratas y republicanos provocó también la suspensión de otros acuerdos, como las Preferencias Arancelarias Andinas (ATPDEA) que benefician a Colombia y Ecuador desde 2002.

Los republicanos amenazan con bloquear incluso el nombramiento de un nuevo secretario de Comercio para reemplazar a Gary Locke, que fue nombrado por Obama nuevo embajador en Pekín.

Entre otros puntos, el Plan exige una reforma del Código Penal colombiano de aquí al 15 de junio para criminalizar acciones contra los derechos laborales, y que la Policía de dicho país asigne 95 investigadores para ese tipo de crímenes de aquí a diciembre.

No todas esas medidas deben ser aprobadas antes de que se someta el TLC al Congreso, precisó Kirk. Las negociaciones con Colombia se aceleraron sustancialmente en el último mes, justo después del ultimátum republicano sobre los tres TLC pendientes. "Es una noticia alentadora", aseguró en un comunicado el jefe de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

Santos se ha mostrado muy dispuesto a atacar las reformas laborales que sean necesarias para desbloquear el acuerdo. El encuentro del jueves será el segundo entre Santos y Obama.

Según la ONU, 26 sindicalistas fueron asesinados en Colombia en 2010, mientras que otras organizaciones elevan esa cifra a 51. Estados Unidos exportó el año pasado mercancías por valor de 12.000 millones de dólares a Colombia, y prevé un aumento de 1.100 millones gracias al TLC. Colombia, por su parte, exporta cerca de 10.000 millones de dólares anuales a Estados Unidos, el 37% de su total.