•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos anunció este jueves la expulsión del embajador ecuatoriano, Luis Gallegos, en represalia por la salida de su representante en Quito, Heather Hodges, a causa de un escándalo provocado por las filtraciones de WikiLeaks.

Washington decidió suspender igualmente una reunión bilateral prevista en junio, explicó un comunicado de un portavoz del Departamento de Estado, Charles Luoma-Overstreet. "El subsecretario adjunto (para América Latina, Arturo) Valenzuela llamó al embajador Gallegos esta mañana para informarle de nuestra decisión de declararlo persona non grata. El Embajador Gallegos debe abandonar Estados Unidos lo antes posible", añadió el texto del portavoz.

"La injustificada acción del gobierno ecuatoriano no nos dejó otra opción", explicó Luoma-Overstreet. "Estados Unidos está interesado en mantener una relación positiva con Ecuador, pero la lamentable e inmerecida decisión de declarar a la embajadora Hodges persona non grata será tenida en cuenta" de cara al futuro, añadió.

Ecuador anunció el martes la expulsión de la embajadora después de un nuevo escándalo relacionado con cables diplomáticos estadounidenses filtrados por WikiLeaks. Este miércoles, Quito mostró disposición a "retomar los diálogos con Estados Unidos" en algunas semanas, dijo el canciller Ricardo Patiño.

La expulsión de Gallegos es un procedimiento diplomático normal y es "posible que podamos mantener el nivel de las relaciones cordiales como lo hemos tenido", destacó Patiño.

Un supuesto cable firmado en julio de 2009 por Hodges aseguraba que el presidente socialista Rafael Correa nombró en 2008 al general Jaime Hurtado como jefe de la Policía, sabiendo que era corrupto para poder manipularlo.

Investigación contra el general
Las autoridades ecuatorianas anunciaron una investigación contra el general y otros cinco oficiales, al tiempo que acusaban a Estados Unidos de tener infiltradas a sus fuerzas policiales.

Este es el segundo incidente diplomático de Estados Unidos en la región a causa de WikiLeaks, tras la dimisión de su representante en México, Carlos Pascual, también por unos presuntos cables en los que el diplomático habría criticado la preparación del Ejército de ese país para combatir al narcotráfico.

Ecuador ya expulsó en febrero de 2009 a dos diplomáticos estadounidenses, a quienes acusó de entrometerse en asuntos internos.

El país andino había iniciado después de ese incidente un diálogo bilateral que tenía como objetivo sentar nuevas bases diplomáticas con Washington, como intenta también por su lado Bolivia.

Ecuador se beneficia de un Tratado de Preferencias Arancelarias Andinas (ATPDEA) que estuvo vigente desde 2002, para ayudar a los países del área que luchan contra el narcotráfico.

Perú se salió del ATPDEA en 2010 al entrar en vigor un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, y Colombia está negociando lo mismo.

Ecuador, el 72% de cuyas exportaciones a Estados Unidos entran libres de aranceles, ha sufrido de la suspensión del ATPDEA en febrero, por desaveniencias entre republicanos y demócratas en el Congreso. Quito no quiere sin embargo entrar en negociaciones para un TLC por considerar que no sirve a sus intereses.

Numerosos legisladores estadounidenses de ambos campos criticaron a su vez a Quito y le advirtieron que el ATPDEA corre peligro de quedarse suspendido indefinidamente.