•   TOKIO / AFP  |
  •  |
  •  |

Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió ayer jueves por la noche el área de desastre en Japón devastada hace un mes, desencadenando una alerta local de tsunami que luego fue levantada, según la agencia meteorológica japonesa.

El nuevo sismo --cuya magnitud fue disminuida de 7,4 a 7,1-- tuvo lugar a las 11 de la noche con 23 minutos, hora local, y fue sentido hasta en Tokio, a 400 km más al sur, donde los edificios y las casas temblaron durante varias decenas de segundos.

La prefectura de Miyagi ya había sido afectada el 11 de marzo por un sismo de magnitud 9, el más poderoso jamás registrado en Japón, seguido de un tsunami de más de diez metros que devastó todo a su paso. La catástrofe causó más de 28.000 muertos y desaparecidos.

Los técnicos que luchan para controlar los reactores accidentados de la central nuclear japonesa de Fukushima Daiichi (Nº 1), situada al sur del lugar del nuevo sismo, fueron evacuados temporalmente por precaución, informó la empresa gestora de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO).

Un portavoz de la compañía dijo más tarde que el trabajo continuaba sin problemas en la central nuclear y que “no hay información inmediata que indique anormalidades en la central de Fukushima Daiichi”.

“La alerta de tsunami fue levantada a las doce de la noche con 55 minutos, hora local, anunció por su parte la agencia meteorológica en su página web.

A su vez, el servicio de geofísica de Estados Unidos (USGS) precisó que el sismo tuvo su epicentro a 66 km al este de Sendai y a una profundidad de 25,6 km.

La electricidad fue cortada en algunas partes del noreste del país, que todavía siguen luchando con las secuelas de la catástrofe del 11 de marzo.

El nuevo temblor causó algunos heridos, afirmó la cadena de información NHK, pero que no se reportaron muertos.

NHK añadió que la electricidad fue interrumpida en partes de Sendai y que se reportaron fugas de agua y gas en algunas áreas de la ciudad.

La agencia Jiji Press dijo que poco después de la medianoche se registraron cinco incendios y 13 fugas de gas en Sendai, según la oficina de la prefectura de Miyagi.

En la prefectura de Iwate, las autoridades locales ordenaron la evacuación de 500 casas, añadió NHK y reportó que hubo tres incendios en las prefecturas de Iwate y Miyage.

Un fotógrafo de la AFP en la ciudad de Kitakami, en Iwate, informó que la electricidad se cortó tras el sismo.