•   EL PASO  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El anticastrista Luis Posada Carriles fue declarado hoy inocente de los 11 cargos de perjurio, fraude y obstrucción de procedimiento que se le imputaban, según el veredicto de un jurado emitido en un tribunal de Texas (EU).

El jurado, integrado por siete mujeres y cinco hombres en su mayoría de origen hispano, emitió el veredicto después de tres horas de deliberaciones.

Posada Carriles, de 83 años, se abrazó a sus tres abogados que estallaron en júbilo en la sala del tribunal al escuchar el veredicto, después de un juicio de trece semanas.

"Cada vez que el jurado tiene un caso no se puede predecir lo que decidirá, pero respetamos lo que decidan",dijo el fiscal federal Timothy Reardon, quien junto a los otros fiscales se mostraba sombrío.

El cubano-venezolano, que es reclamado por Cuba y Venezuela por terrorismo, afrontaba las acusaciones por supuestamente mentir en su solicitud de asilo político y ciudadanía estadounidense.

El jurado lo absolvió de cargos de perjurio en los que la Fiscalía Federal lo acusaba de negar su supuesta participación en los atentados con explosivos registrados en Cuba en 1997, que causaron la muerte a un turista italiano.

Aunque el cubano-venezolano no afrontaba cargos por esos ataques, los fiscales federales intentaron probar que había mentido sobre ese asunto en su audiencia para pedir asilo, en 2005.

El exagente de la CIA también fue declarado inocente de cargos de obstrucción de procedimiento por supuestas ofensas relacionadas con terrorismo internacional, de las acusaciones de supuestamente mentir en su entrevista de naturalización sobre su ingreso al país y por negar que habría utilizado alias y un pasaporte expedido por el gobierno de Guatemala.

Posada Carriles dijo que ingresó vía terrestre a través de la frontera de Matamoros (México) con Brownsville, ayudado por un "coyote" (traficante de personas).

La Fiscalía sostuvo que llegó por mar a Florida desde Isla Mujeres (México).

Además de las acusaciones que le hacen Cuba y Venezuela, que incluyen su presunta participación en un atentado contra un avión comercial cubano en 1976 que dejó 73 muertos, Posada Carriles fue condenado en 2004 a ocho años de cárcel en Panamá por cargos contra la seguridad colectiva y falsedad de documentos, pero fue indultado el mismo año.