•   EL CAIRO / EFE  |
  •  |
  •  |

Al menos 37 personas murieron por disparos de la policía en las protestas que tuvieron lugar ayer, viernes, en Siria, la mayoría en la ciudad meridional de Deraa y alrededores, denunció hoy la Organización Nacional siria para los Derechos Humanos.

Dicha ONG publicó hoy una lista con los nombres de 30 personas que perdieron la vida en las protestas ocurridas en Deraa y las localidades aledañas, mientras que informó de la muerte de otras siete personas en la ciudad de Homs y en dos zonas rurales de Damasco.

En su página web, la organización denunció que las fuerzas de seguridad sirias perpetraron en Deraa crímenes contra civiles desarmados, impidieron el traslado de heridos al hospital de la ciudad y lanzaron gases lacrimógenos.

Activistas de derechos humanos consultados ayer por Efe ofrecieron una cifra de 17 víctimas mortales en Deraa, mientras que fuentes del Ministerio del Interior afirmaron que 19 miembros de las fuerzas de seguridad habían muerto por disparos de hombres armados.

También, indicó que las autoridades detuvieron indiscriminadamente a manifestantes e irrumpieron en viviendas en búsqueda de grupos armados, en Deraa y otras ciudades.

En cuanto al resto de víctimas mortales, la ONG señaló que en la ciudad de Homs, al norte de Damasco, murieron tres personas y otras dos resultaron heridas, con tiros en la cabeza y piernas.

Además, se produjeron cuatro muertos en áreas rurales de la provincia de Damasco, tres de ellos en Harasta y uno en Doma, escenario de fuertes choques la semana pasada.

"Lo que sucede en Siria supone una violación flagrante a los derechos y las libertades de la mayoría del pueblo sirio", denunció la ONG.

La organización instó al régimen sirio a poner fin al acoso de la prensa y de las cadenas de televisión por satélite y a que permita que visiten las zonas de las protestas para poder informar de los hechos.

Por último, subrayó la necesidad de que las autoridades reemplacen la represión policial por el cumplimiento a las demandas del pueblo y la liberación de los cientos de detenidos durante las protestas.