•   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex militar izquierdista Ollanta Humala encabezaba con comodidad, ayer tarde, un conteo rápido de las elecciones presidenciales peruanas, por delante de la congresista Keiko Fujimori, quien se perfila para acompañarlo en un balotaje previsto para el 5 de junio.

Humala obtiene 31,8% de votos, Fujimori 22,8% y Pedro Pablo Kuczynski 19,6%, según un conteo rápido realizado por la encuestadora Ipsos-Apoyo en base al 58,6% de una muestra representativa de 1.500 mesas electorales.

El candidato y ex presidente Alejandro Toledo (centro) obtiene 15,5% en el conteo, quedando prácticamente descartado en la lucha por el segundo cupo para el balotaje. Fujimori, de Fuerza 2011 (derecha) tiene la primera opción para pasar a la segunda vuelta, según el director de Ipsos-Apoyo Alfredo Torres.

Torres explicó que el conteo rápido es una muestra estadística en base a 1.500 mesas electorales seleccionadas sobre un total nacional de 40.000 mesas, que tiene un margen de error al 100% del conteo de 1% hacia arriba o abajo.

El conteo rápido confirma la tendencia de la encuesta a boca de urna de la misma empresa difundida al cierre de la votación que dieron a Humala al frente con 31,6%, Fujimori 21,4% y Kuczyski 19,2%.

Observadores de la OEA destacan normalidad

La Organización de Estados Americanos (OEA), que participó con una misión de observadores, destacó este domingo la normalidad y la participación en las elecciones peruanas. En el 97% de las mesas observadas el material electoral estaba a la disposición de los votantes, y el padrón era consultable.

En cambio, sólo el 39% de las mesas se integró con todos sus miembros titulares, precisó la OEA, que destacó que en muchas oficinas el personal de los partidos que debía observar el buen desarrollo de los comicios no acudió. La misión de la OEA estaba integrada por 73 observadores.

De confirmarse oficialmente estos resultados, los peruanos deberían escoger el 5 de junio entre un ex militar a quienes sus rivales acusan de estar alineado con el presidente venezolano Hugo Chávez, y la heredera del ex presidente Fujimori que instauró un régimen autoritario en el Perú, marcado por violaciones de derechos humanos y corrupción.

Magdalena Chu, quien dirige el proceso electoral, señaló que los primeros resultados oficiales se entregarían a las 20:00 horas locales (01:00 GMT) del lunes.

El candidato del tercer puesto, Pedro Kuczynski, un millonario de 72 años que fue ministro de Economía y primer ministro del gobierno de Toledo, llegó a la jornada electoral con un ascenso sostenido en los sondeos en las últimas semanas. En una tendencia inversa, el ex presidente Toledo (65), lideró las encuestas hasta febrero pero en marzo comenzó un declive sostenido.

Toledo señaló durante la última parte de la campaña que sería un desastre para el país una segunda vuelta entre Humala -que cuestiona el modelo económico que ha convertido a Perú en el país de mayor crecimiento en la última década- y Keiko Fujimori, que podría indultar a su padre. “Es elegir entre un pasado oscuro y un salto al vacío”, dijo.

Humala -que tiene un gran apoyo en los sectores andinos del sur del país donde se concentra la población más pobre- prometió convocar una Asamblea Constituyente que instaure entre otras cosas la revocabilidad de los cargos electos y nacionalizar empresas, lo que recuerda al modelo instaurado por Venezuela y seguido en países de la Alianza Bolivariana (ALBA) como Bolivia, Ecuador o Nicaragua.

Este domingo Humala pidió que “vayamos sin miedo a votar. Acá estamos afirmando la democracia, no la estamos cuestionando”. Humala, que participó en una rebelión militar contra Fujimori, ha marcado distancia con Chávez, de quien dijo no compartir “el modelo que quiere aplicar en su país”, y ha expresado que Brasil es “el modelo a seguir”.

“Humala sintoniza con un vasto sector del electorado nacional que exige cambios en la política económica neoliberal y un efectivo combate a la corrupción”, dijo recientemente a la AFP el analista Carlos Reina, quien recordó que un 34% del país vive en la pobreza.

Keiko Fujimori, que goza del apoyo de los nostálgicos del régimen de su padre, que derrotó a la guerrilla de Sendero Luminoso y a la hiperinflación, podría sumir al país en la inestabilidad, según los analistas, si indulta a su padre que cumple una condena a 25 años de prisión por violación de derechos humanos.