•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las demandas contra miembros del clero católico en Estados Unidos por abusos sexuales casi se duplicaron en 2010 con respecto al año anterior, al pasar de 400 a 700, según un informe de la Iglesia estadounidense.

La mayor parte de las demandas (653) se refieren a hechos cometidos hace varios decenios, de los que "las víctimas y sobrevivientes tuvieron el coraje de presentarlas ahora", afirma el informe de la iglesia estadounidense sobre la aplicación de la carta para la protección de la infancia.

Una treintena de las acusaciones provienen de víctimas que aún son menores de edad, aunque el informe estima que solo ocho de ellas son creíbles.

Asimismo, la mayor parte de las querellas son contra curas, la mayoría de los cuales ya fallecieron. En 275 casos, los demandados ya habían sido objeto de acusaciones.

Las indemnizaciones por casos de agresiones sexuales en 2010 saltaron a 124 millones de dólares, contra 104 millones el año precedente.

El informe se basa en un examen de las diócesis católicas que la iglesia estadounidense realiza anualmente desde que en 2002 estalló en el país el escándalo de los curas pedófilos, cuando el arzobispo de Boston reconoció haber protegido a un sacerdote responsable de numerosos abusos sexuales.

A comienzos del año, la archidiócesis de Milwaukee (Wisconsin, norte) se colocó bajo la protección de la ley de quiebras estadounidense luego de fracasar en alcanzar acuerdos financieros con las familias de las víctimas de uno de sus sacerdotes, acusado de haber abusado de unos 200 jóvenes varones de una escuela de esa ciudad entre los años 50 y 70.