•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Latinoamérica es la región con mayor riego de sufrir crímenes violentos del mundo, debido a la prevalencia del tráfico de drogas, los secuestros, las extorsiones y los robos, según un informe de la consultora
británica Verisk Maplecroft.

Seis países latinoamericanos están en la categoría de violencia "extrema", entre ellos Guatemala y México, que ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente, en el ranking de países más peligrosos, tan solo por detrás de Afganistán.

Tras Irak (cuarto) y Siria (quinto) aparecen en esa lista Honduras, en la sexta posición, Venezuela, en la séptima, y El Salvador, en la octava, mientras que Colombia ocupa la decimosegunda plaza.

Otros cuatro países de la región son descritos como de "alto riesgo": Argentina, Brasil, Paraguay y Perú.

"Dado que cuenta con seis de los trece países calificados de 'extremos', Latinoamérica es la región del mundo con un mayor riesgo", señala la consultora en su informe.

En México y Centroamérica, Verisk Maplecroft destaca la presencia de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas como la principal causa de los altos niveles de criminalidad, que tienen un costo económico para la región de 200,000 millones de dólares al año (188,000 millones euros).

"La presencia generalizada de traficantes ha provocado uno de los más alto niveles de crímenes violentos del mundo, dado que los grupos luchan por el territorio y por controlar las rutas de transporte de droga hacia los consumidores de las economías desarrolladas", describe el informe.

"Esos grupos, además, están involucrados en secuestros, extorsiones y robos", agrega la firma británica, que alerta de que ese escenario incrementa el gasto de las empresas en seguridad y las tasas que deben pagar a las aseguradoras.