•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La justicia de Honduras inició ayer el juicio contra el exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social Mario Zelaya, acusado por la Fiscalía de almacenar armas prohibidas y de uso comercial, informó una fuente judicial.

El juicio se celebra en el Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, donde el Ministerio Público (Fiscalía) buscará que a  Zelaya se le dicte "sentencia condenatoria".

Zelaya es acusado por los delitos de almacenamiento de armas prohibidas y de uso comercial en perjuicio de la Seguridad Interior del Estado de Honduras, según una declaración pública del Poder Judicial hondureño.

Autoridades hondureñas hallaron en febrero de 2014 armas y municiones de guerra en la bodega de una vivienda en Tegucigalpa,  propiedad de Zelaya.

Entre las armas encontradas figuran un fusil Remington con mira telescópica, un rifle con mira telescópica y otro semiautomático, entre otras, según la información oficial.

El exdirector del Seguro Social de Honduras podría purgar una pena de hasta 26 años de prisión en caso de ser hallado culpable, según el Ministerio Público.

Zelaya se someterá a otro juicio el próximo 10 de enero por la compra sobrevalorada de boletos aéreos para viajar a Miami, como parte de un programa de cobertura de seguro social que permitiría la afiliación de los hondureños que viven en Estados Unidos, para que sus familiares reciban atención médica en Honduras.

Además es el principal acusado de un millonario saqueo en el Seguro Social y está en prisión en Tegucigalpa junto con dos exviceministros y otras cinco personas, entre ellas el exgerente financiero de la institución José Ramón Bertetty.