•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional de Honduras informó hoy de que ese organismo de seguridad ha decomisado en lo que va de 2016 al menos 7.258 armas, de las que 2.245 son armas blancas.

Entre las armas decomisadas figuran fusiles, pistolas, revólveres, escopetas y ametralladoras de diferentes calibres, así como algunos explosivos, indicó la Policía hondureña en un informe.

Las autoridades calculan que el 80 % de los robos, asaltos y homicidios en Honduras son cometidos con armas de fuego casi siempre ilegales.

La Policía hondureña señaló que esas armas han sido incautadas a bandas criminales, grupos del crimen organizado y el narcotráfico, y las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, entre otras.

Precisó que el 49 % (3.561) de las armas han sido decomisadas en el Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela, los departamentos de Yoro (norte); Atlántida y Colón (Caribe); Santa Bárbara, Lempira y Copán (occidente); Comayagua y Francisco Morazán (centro), y Olancho, en el oriente del país.

Según cifras oficiales, en Honduras circulan más de un millón de armas, de ellas la mayoría ilegales.

La violencia en Honduras deja un promedio diario de 14 asesinatos, según autoridades locales, que atribuyen gran parte de la criminalidad a pandillas y grupos del crimen organizado y el narcotráfico.

El año pasado, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) de Honduras, que integra a varios cuerpos del Estado, entre ellas la Policía, recuperó del crimen organizado 5.769 armas de fuego.