•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un niño de 12 años, víctima de una bala perdida que le impactó en una pierna, murió en un hospital estatal de Choluteca, en el sur de Honduras, donde ingresó gravemente herido, informó hoy una fuente médica.

El menor, identificado como Marlon Josué Múñoz, fue impactado por la bala cerca de un campo de fútbol en la ciudad de Choluteca, en el sureño departamento del mismo nombre, fronterizo con Nicaragua, según un informe del centro de salud estatal.

El niño falleció cerca de la medianoche del sábado luego de recibir asistencia por varios minutos en el hospital estatal debido a la gravedad de la herida, añade el informe sin precisar más detalles del caso.

El reporte preliminar indica que alrededor de las 23.00 hora local del sábado (05.00 GMT de hoy) el menor resultó herido por una bala perdida, por lo que las autoridades han desplegado un operativo policial para dar con el paradero del sospechoso del disparo.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) de Honduras ofreció esta semana una recompensa de 50.000 dólares para quienes denuncien a los que acostumbran a celebrar la Navidad con disparos al aire, una práctica muy arraigada en el país.

La denuncia será "confidencial", afirmo el miércoles el portavoz de la Fusina, Santos Nolasco, que dijo además que a las personas que se les compruebe que portan ilegalmente armas de fuego o a las que acostumbran a festejar esa temporada con disparos al aire "les caerá todo el peso de la ley".

"Se busca evitar que se pierdan vidas inocentes, ya que muchas personas al calor de los tragos sacan sus armas y comienzan a disparar sin importarles que esas balas perdidas acaben con la vida de muchas otras", explicó entonces Nolasco.