•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional de Honduras detuvo hoy a un hombre de 70 años que en la víspera de la Navidad realizó varios disparos al aire y presuntamente causó la muerte de un menor de 12 años que fue alcanzado por dos balas.

Tras seguir su pista, el hondureño Justo Pastor Fúnez fue arrestado en una aldea del municipio de Concepción de María, departamento sureño de Choluteca, fronterizo con Nicaragua, indicó la Policía hondureña en una declaración pública.

A Fúnez se le supone responsable del delito de "portación ilegal de armas en perjuicio de la Seguridad Interior del Estado de Honduras" y será acusado además por el "homicidio" del menor Marlon Josué Muñoz, quien falleció el sábado al ser alcanzado por dos balas.

El detenido, según la Policía, sacó su arma y efectuó varios disparos al aire para celebrar que un equipo comunitario, no identificado, del cual es seguidor, anotó un gol durante un encuentro disputado en Concepción de María, en el sur del país, adonde el menor había llegado junto a su padre, señaló la Policía.

Dos de las balas rebotaron en el piso del campo e impactaron al niño, que fue "auxiliado" pero falleció minutos después en el hospital estatal de Choluteca, según las autoridades.

El arrestado se encuentra bajo custodia de la Policía hondureña, que le decomisó un arma de fuego que será analizada por el laboratorio de balística.

El septuagenario es el primer arrestado este diciembre en Honduras por realizar disparos al aire, una práctica muy arraigada en el país centroamericano, de acuerdo con la Policía.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) de Honduras ofreció la semana anterior una recompensa de 50.000 dólares para quienes denuncien a los que acostumbran a celebrar la Navidad con disparos al aire.