Acan-Efe
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sammy Morales y José Manuel Morales Marroquín, hermano e hijo del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, respectivamente, ayudaron a sustraer fondos del Estado simulando compras y realizaciones de eventos públicos en 2013.

La fiscal general, Thelma Aldana, y el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, explicaron que ambos están implicados en adjudicaciones de eventos con el Registro General de la Propiedad (RGP) por un valor de más de 200,000 quetzales (26,000 dólares), aunque ellos no se beneficiaron directamente.

Sammy Morales fue aprehendido en su domicilio, mientras que el hijo del presidente se presentó ante el juez después de una notificación judicial en la que se requería su captura, que no se podía llevar a cabo en su residencia, la Casa Presidencial, según la ley local.

EVENTOS FANTASMAS

Ambos están relacionados con tres eventos públicos, dos de los cuales nunca se llevaron a cabo, en los que ayudaron al padre de la exnovia del hijo del mandatario, Mario Estuardo Orellana López, a lograr las adjudicaciones, haciendo un "favor ilícito" para que este, según la investigación preliminar, se beneficiase económicamente.

En la primera de las adjudicaciones, un desayuno para 564 personas por un valor de 90,000 quetzales (unos 11,800 dólares), el hijo de Jimmy Morales presentó tres cotizaciones -dos de ellas falsas a nombre de las empresas JM3 y Eventos y Spectáculos, ambas inexistentes- y una a nombre de Fulanos y Menganos S.A. o Carnes y Ensalada, ganadora del evento público.

El pago por este servicio fue entregando a Mario Estuardo Orellana López, también detenido este miércoles, aunque el desayuno nunca se realizó.

COBRÓ SERVICIO

En el segundo evento, en el que se solicitaba el suministro alimenticio para 40 personas durante tres días por la presentación del plan operativo anual del RGP, las empresas Plus Espectáculos y Promociones y Hotel Barceló, presentaron sus propuestas, resultando ganadora la primera, cuyo representante legal también es el hermano del mandatario guatemalteco.

El valor de esta adjudicación, 89,975 quetzales (unos 11,800 dólares), también fue cobrado por Orellana López a pesar de que nunca se realizó, y la participación del hijo del mandatario fue haber presentado la propuesta de la empresa de su tío.

Por último, el Registro General de la Propiedad contrató a Plus Espectáculos y Promociones por 89,958 quetzales (unos 11,800 dólares) para realizar 564 cestas navideñas para los empleados, cantidad que fue cobrada por el padre de la exnovia del hijo del presidente guatemalteco.

Aunque este evento sí se realizó, no fue la empresa contratada, sino que las hizo Abdy Sussely Estrada, mujer de Orellana y contra quien las autoridades pedirán una orden de captura por su participación en este caso, igual que a la hija de ambos, que supuestamente ayudó en los trámites.

El comisionado de la CICIG destacó que ni el hijo ni el hermano del presidente se beneficiaron directamente de estos actos, pero agregó que ambos hicieron "un favor" que constituye un delito y que se descubrió en el marco de una trama en el Registro General de la Propiedad (RGP), por el que están procesadas ya más de 20 personas.