• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

Organizaciones ambientalistas de Costa Rica pidieron hoy, en el Marco del Día Mundial de los Humedales, mayor consciencia sobre el valor social, ambiental y económico de este ecosistema.

La Fundación Neotrópica y el estatal Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) celebran con una serie de actividades la riqueza natural de los humedales y hacen un llamado a conocer los beneficios en la salud y la importancia de su conservación.

"La función reguladora y protectora que tienen los humedales es esencial para la supervivencia de los seres humanos", expresó el director ejecutivo de la Fundación Neotrópica, Bernardo Aguilar.

Costa Rica tiene más de 350 humedales que abarcan un 7 % del territorio nacional. De estos, aproximadamente 30 % están formalmente protegidos y 12 han sido declarados sitios Ramsar de importancia internacional.

Los llamados "riñones" de la naturaleza brindan biodiversidad, suministro de agua dulce, alimentos y filtración de sedimentos, hasta el control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático.

Según los expertos, el paso del huracán Otto por Costa Rica en noviembre pasado, que dejó diez personas muertas, así como daños materiales y ambientales, fue "amortiguado en gran medida por los héroes silenciosos (humedales) y frenó su paso haciéndolo tormenta tropical", aseveró la Fundación Neotrópica.

La experiencia costarricense sobre este desastre natural será analizada hoy en un taller especial durante el Simposio Nacional de Humedales, que forma parte de las actividades de celebración de esta efeméride.

"Daremos detalles sobre la afectación del huracán Otto, así como resultados de investigaciones científicas que podrán encaminar la toma de decisiones para el manejo y la conservación de estos ecosistemas", afirmó la coordinadora del Programa Nacional de Humedales del Sinac, Jacklyn Rivera.

En la actividad también se expondrán los servicios ecosistémicos, que brindan los humedales que tiene el país, tanto para reducir los riesgos de desastre como para mantener la capacidad hídrica y alimentar la biodiversidad.

El tema principal para este 2017 es "Humedales para la reducción del riesgo de desastres".

Según la Convención Ramsar, el manejo de humedales constituye un reto mundial, y los estudios demuestran que la superficie y la calidad de este ecosistema sigue disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo.

Datos de Ramsar indican que la extensión mundial de los humedales disminuyó entre 64 % y 71 % en el siglo XX.