•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 17 personas murieron y unas 35 resultaron heridas, algunas de gravedad, en un accidente ocurrido ayer entre un autobús y un camión en el sur de Tegucigalpa, mientras la policía detuvo al chofer del transporte de carga implicado en el percance.

Tres de las personas que fueron trasladadas al Hospital Escuela Universitario de Tegucigalpa murieron en el centro hospitalario debido a la gravedad de sus lesiones, dijo a periodistas el portavoz del centro médico, Miguel Osorio.

Entre los fallecidos en el hospital figuran David Matamoros, hijo del alcalde del municipio hondureño de San Miguelito, Marvin Matamoros; y Gustavo Posadas, ayudante el autobús, de acuerdo con el informe de los bomberos.

Otras doce personas fallecieron en el lugar del accidente y dos más cuando eran trasladadas al hospital estatal, según el informe preliminar.

El accidente se produjo por causas aún desconocidas a la altura del kilómetro 10 de la carretera que conduce de Tegucigalpa al sur del país.

Los otros lesionados, entre ellos tres de gravedad, fueron ingresados en el Hospital Escuela Universitario, donde recibieron atención médica, señaló el portavoz del centro hospitalario estatal.

La primera hipótesis policial es que el chofer del camión, quien demostró a testigos estar ebrio, perdió el control del vehículo y colisionó con el autobús, y luego huyó del lugar.

Sin embargo, minutos después la Policía hondureña detuvo para interrogación a José Eliseo Aguilar, conductor del camión implicado en el accidente.

El director de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, dijo a periodistas que el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, ordenó la entrega de féretros a las familias de las víctimas.