EFE
  •   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades salvadoreñas arrestaron ayer a 22 pescadores artesanales ligados a los cárteles mexicanos de Sinaloa y del Golfo, y que recibían órdenes de un capo guatemalteco extraditado en noviembre pasado a Estados Unidos, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con la Policía salvadoreña, los detenidos "realizaban labores de logística para el trasiego de droga" en su camino hacia Estados Unidos y que viene desde Ecuador.

"Los cargamentos provenían de Ecuador y cruzaban el Pacífico, donde los pescadores artesanales se ocupaban del abastecimiento de combustible de las lanchas rápidas, así como del traslado de los cargamentos hacia Iztapa en Guatemala", detalló el cuerpo de seguridad.

La Fiscalía salvadoreña señaló que la estructura era liderada en El Salvador por José Leonidas Gómez y "operaba para el guatemalteco Marlon Francesco Monroy Meoño", extraditado a Estados Unidos en noviembre pasado y que colaboraba con los citados carteles mexicanos.

Las detenciones se dieron en los departamentos de Libertad (centro), Sonsonate (oeste), Usulután (sudeste) y San Salvador, todos con costa en el Pacífico, y fueron incautadas 12 lanchas con motor fuera de borda y una cantidad no revelada de dinero, armas y vehículos.

La Policía del país centroamericano explicó que "las investigaciones del caso se han desarrollado desde hace dos años" y se inició a raíz de dos decomisos de cocaína entre 2015 y 2016, en los que fueron arrestadas "al menos nueve personas que también pertenecían a esta red de narcotráfico".

Según un informe del Departamento de Estado estadounidense presentado en marzo de 2016, el 90 % de la cocaína que llegó al país norteamericano en el primer semestre de 2015 pasó por Centroamérica.

El documento señala que en El Salvador las bandas utilizan lanchas motoras y barcos comerciales para introducir drogas ilegales a lo largo de la costa del país y para proveer gasolina a los barcos que se dirigen al norte.

A mediados de enero de 2017, las autoridades salvadoreños desbarataron una red centroamericana de narcotráfico con la detención de cuatro personas y que era dirigida por el expolicía José de la Cruz Claros Amaya, detenido el 10 de enero en Guatemala y que es requerido por la justicia de Estados Unidos.

En 2016, las fuerzas de seguridad se incautaron de más de 10 toneladas de narcóticos prohibidos, una cifra récord El Salvador, de los que 9,988.71 kilogramos fueron cocaína y 635.54 kilogramos de marihuana.