•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala, Blanca Stalling, acusada de tráfico de influencias, fue detenida hoy y trasladada a la sede de los Tribunales para una audiencia en la que será notificada de los cargos en su contra.

Stalling llegó esposada a la Torre de Tribunales, en la capital guatemalteca, horas después de que su abogado, Gustavo Juárez, presentara un memorial ante el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal para evitar su detención, el cual fue rechazado.

La magistrada fue arrestada en un edificio de apartamentos de la zona 9 capitalina cuando usaba una peluca pelirroja en un intento por burlar a las autoridades, dijo sin más precisiones la portavoz del Ministerio Público (MP), Julia Barrera.

Las autoridades había buscado esta mañana a la magistrada en su residencia, en una colonia del norte de la capital para arrestarla, sin éxito.

Stalling, que llegó a la sede de los tribunales con gafas, atuendo deportivo y luciendo su cabellera café claro, denunció que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) actúa como una especia de "Gestapo", la policía secreta de la Alemania nazi, y que "ha perseguido por meses" a su familia.

También aseguró que la CSJ "está cooptada" por grupos que no identificó que "si uno no hace lo que quieren, lo comienzan a perseguir".

La magistrada es investigada debido a que supuestamente intentó aprovecharse de su posición para presionar al juez del Tribunal Noveno de Sentencia, Carlos Ruano, que conocía un caso en el que está involucrado su hijo, Otto Molina Stalling, acusado de asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones en la trama de corrupción "IGSS-PISA".

El pasado día 2 el Congreso de Guatemala retiró la inmunidad a Stalling para que fuese investigada por el delito de tráfico de influencias.

El juez Adrián Rodríguez deberá decidir si escucha este mismo miércoles la primera declaración de Stalling o la programa para otra fecha.

La captura de la magistrada se ejecutó mientras en el nivel 14 de la Torre de Tribunal se desarrollaba la audiencia de etapa intermedia por el caso de corrupción "La Línea", en la que están procesados, entre otros, el expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

El titular de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci) del MP, Juan Francisco Sandoval, reproducía pruebas en contra de la red, pero repentinamente solicitó al juez Miguel Ángel Gálvez un receso para "atender otro asunto", sin dar más detalles.

Y es que la Feci también es la que investiga a la magistrada guatemalteca y deberá presentar la acusación oficial ante Rodríguez.