elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una nueva separación de 377 efectivos llevó a 2.959 los policías "depurados" desde abril pasado por el gobierno de Honduras, en un plan emprendido para sacar de la institución a miembros implicados en crímenes, informó este martes la comisión encargada del proceso.

La Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía señaló en un comunicado que ordenó al ministro de Seguridad, Julián Pacheco, "cancelar el acuerdo de nombramiento a 377 integrantes de la institución y con este remezón la cifra de depurados se eleva a 2.952 agentes y oficiales".

El presidente Juan Orlando Hernández nombró la comisión en abril luego de que la fiscalía detectara que miembros de la cúpula de la institución, integrada en ese momento por 9.500 hombres, estaban implicados en crímenes "emblemáticos".

Según el informe, altos oficiales participaron en el asesinato del zar antidrogas, Arístides González en 2009, del asesor de seguridad, Alfredo Landaverde en 2011 y del llamado 'fiscal de oro' contra el narcotráfico, Orlan Chávez en 2013, por órdenes de capos de la droga.