•   Panam  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Episcopado de Panamá estableció en un decreto la prohibición de celebrar bautizos, bodas y eucaristías en hoteles o residencias particulares a menos que haya sido aprobado previamente por la Iglesia, informó este martes una fuente oficial.

El decreto, que está publicado en la página web de la Conferencia Episcopal Panameña (CEP), también establece los pasos a seguir para "invitar a un sacerdote o evangelizador" a celebrar actos religiosos en el país.

La CEP emitió el decreto tras "haber constatado que en algunas prácticas para la evangelización, preparación y celebración de los sacramentos se ha llegado a cometer abuso, movidos por intereses particulares y actitudes individualistas, actuando al margen de las normas del Derecho Canónico y las orientaciones del Directorio de Pastoral Litúrgica".

"También explica el decreto que se han dado casos en que los evangelizadores imponen como condiciones para su presentación tarifas fijas, requisitos exigentes de viajes, entre otros aspectos", indicó el Episcopado.

El nuevo procedimiento

Precisó que "desde ahora, es una obligación que antes de pretender invitar a un sacerdote o evangelizador, esta persona debe hacer llegar a la curia de la respectiva diócesis donde se tiene previsto participar una carta de presentación y aprobación actualizada por parte del Ordinario (Obispo o superior si es Religioso) del lugar donde proviene".

Dicha carta debe "constar que no ha manifestado doctrinas u opiniones que se encuentran en oposición a la enseñanza de la Iglesia Católica; y que no tienen ningún impedimento canónico".

"Para el ministro ordenado, sacerdote o diácono que vengan del extranjero, para poder celebrar lícitamente la Eucaristía u otro sacramento, debe presentar sus credenciales", indica el decreto.

Además agrega que "queda prohibido las celebraciones de los sacramentos de la eucaristía, bautismos y matrimonios en casas particulares, hoteles y otras locaciones, salvo los que prescribe el Derecho Canónico y con autorización expresa y escrita del Ordinario".

"Es importante que podamos adecuarnos a estas normativas, que buscan que todo lo que se realice en la Iglesia esté en consonancia con los procesos pastorales y que pueda fortalecer la acción evangelizadora", resaltó el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa.