•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se reunió hoy con el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, para tratar, entre otros temas, el diferendo territorial que el país centroamericano mantiene con Belice.

El encuentro, que seguirá mañana, miércoles, también servirá para que ambos aborden temas del Sistema Interamericano de la OEA y también de seguridad multidimensional, según la información proporcionada por la Cancillería guatemalteca.

Durante su estadía, Almagro también visitará comunidades "aledañas a la zona de adyacencia" (sin frontera delimitada) con Belice, pero no habrá ninguna conferencia de prensa. Guatemala pidió a la OEA el pasado septiembre que amplíe el informe sobre la investigación del niño muerto el pasado abril en la zona de adyacencia con Belice.

El actual informe, elaborado por dos expertos independientes, asegura que el menor guatemalteco Julio René Alvarado, de 14 años, se adentró al este de la línea de adyacencia y recibió disparos de guardabosques de una ONG beliceña que forma parte de las patrullas de vigilancia. Guatemala rechazó este documento por no ser "exhaustivo y concluyente", por lo que pidió su ampliación.

La falta de definición de una frontera entre Guatemala y Belice ha causado varios incidentes que hasta el momento, y según el Gobierno de Guatemala, han dejado diez guatemaltecos asesinados por tropas beliceñas.

El pasado 27 de octubre, el Organismo Legislativo guatemalteco desatascó el proceso para el referéndum sobre la disputa territorial con Belice al aprobar que la consulta no tenga que celebrarse simultáneamente en ambas naciones.

Lea: Primer Ministro de Belice considera superada crisis con Guatemala

Este era uno de los puntos incluidos en el acuerdo especial firmado en 2008 por el cual ambos países se comprometían a celebrar un referéndum que dotara de aceptación popular la decisión de someter el diferendo a la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Con este paso se da así el visto bueno a un protocolo firmado por ambos países en 2015, en el que se pedía a los dos Congresos hablarlo para que las diferencias políticas y económicas no interfirieran en este proceso.

Los dos países mantienen una disputa territorial por la reclamación guatemalteca de cerca de la mitad del territorio de Belice, un país nacido de la colonia que el Imperio Británico formó de facto en el siglo XVIII y que era parte de la Capitanía General instaurada por el Imperio Español en 1540 dentro del Virreinato de Nueva España.

Entre 2015 y este año, el Reino Unido ha invertido unos 300.000 quetzales (unos 40.000 dólares) para impulsar proyectos sostenibles en las comunidades guatemaltecas cercanas al área de adyacencia.